Fotografía para tu marca personal

Fotografía para marca personal, composición fotografías Archerphoto fotografos València

Acabo de empezar a escribir este artículo y somos 7,768,893,097 personas en el planeta. Más gente de la que ha habido jamás, pero, espera, mientras escribo esta frase ya hemos llegado a 7,768,893,240. No solo somos muchos, sino que seguimos creciendo. Y hoy en día prácticamente todos queremos hacer algo especial. Necesitamos esfuerzo, destacar, tener algo que contar y ser alguien, nuestra propia persona. Nuestra propia marca. Es aquí donde entra mi trabajo: fotografía para tu marca personal.

El hecho es que la marca personal es, en un sentido amplio, tu identidad. En especial, tu identidad diferencial. Lo que puedes hacer, decir, contar, parecer o crear y que la mayoría de la gente de tu alrededor no puede hacer. Esto, correctamente gestionado, te hace valioso. Incorrectamente gestionado te hace ser una persona que puede tener un potencial increíble pero que prácticamente nadie ha visto. Así que es prioritario crear una identidad, un avatar, una personalidad que pueda ser encontrada por gente interesada en nuestro perfil.

Irene Milián en el post  Fotografía para tu marca personal de Archerphoto, fotografía en València.
Irene Milián, especialista en marca personal.

Hace poco estuve en una charla organizada por la Universitat Oberta de Catalunya, de la que soy ex-alumno sobre el concepto de marca personal. La charla la daba Irene Milián, que me pareció una fantástica ponente con la que en muchos aspectos no coincidía en absoluto. Su perspectiva es que el paradigma (ella dijo que prefería no usar la palabra, que ya la tenía muy gastada, pero la mencionó y es la idónea) está cambiando y que en el contexto actual son las empresas las que buscan a los candidatos y no al revés. Bien, estadísticamente esto no es cierto, pero la tendencia de las empresas a emplear headhunters y departamentos de recursos humanos con iniciativa exploradora ha aumentado visiblemente.

En cualquier caso, es importante hacerse el encontradizo tanto si queremos clientes personales como empresariales, así que debemos trabajar en la imagen que proyectamos al exterior. Ella hablaba, en general, de mostrar nuestra personalidad, ideas y capacidades, pero lo primero que verán de nosotros si está disponible es nuestra foto. Nuestra imagen es crucial.

Fotografía para tu marca personal

Curiosamente, en la charla en la que estuve, una de las personas, un hombre que calculo estaría por encima de los sesenta años, preguntó si era más adecuado poner, en LinkedIn, su foto o alguna otra imagen. Es evidente que tenemos la libertad de colocar cualquier cosa, pero si queremos transmitir valores que nos hagan susceptibles de ser contratados o reclutados, necesitamos una foto en la que demos una imagen positiva y, por supuesto, real . Por cierto, el tema de la marca personal no se limita a si quieres tener un negocio, sino que los conceptos son generalmente aplicables a si estás buscando un empleo por cuenta ajena.

Pero esto no es un post en el que se hable de cómo deben ser tus fotos para LinkedIn o, no sé, otra red social como Tinder. Si queremos una imagen de marca personal, necesitaremos bastantes fotos, y no en todas saldremos de frente mirando a cámara, sino que querremos un estilo de fotografía que transmita el mismo mensaje general. Si vamos a dedicarnos a vender ropa, es importante que se vea bien, que funcione y que la gente que es nuestro público potencial aprecie el estilo. Pero si quieres vender libros de terror, la fotografía para tu marca personal debe ajustarse al tono de tus relatos. Y evidentemente, no es el mismo. Vas a necesitar un book de fotos personal o profesional, o algo intermedio.

Paula Romarti ante el Micalet en el post sobre fotografía y marca personal de Archerphoto, fotografos València.
Paula Romarti. Una modelo y un abogado no tendrán las mismas fotos.

Diferentes redes, diferentes contenidos

Uno de los problemas que vamos a encontrar es que no todas las plataformas son iguales. No tienen las mismas medidas las fotos, ni los vídeos, no se ven igual en Instagram que en Facebook, o Twitter y no es el mismo público. Esto también lo comentaba Irene Milián con la que, vaya, sí coincido en más cosas de las que parecía.

La cuestión no es encontrar «un fotógrafo especializado en imágenes de cocineros valencianos de más metro ochenta y cinco a los que les interese el pulpo, los ajos y el cilantro». La cuestión es que el fotógrafo con el que trabajes sea versátil y capaz de adaptarse a las necesidades que tienes. En términos generales, necesitarás que sea bueno en retrato, redes sociales, producto y foto de empresa. Pero puede que también quieras que sea muy bueno en montajes fotográficos. Que pueda hacer vídeo y se ocupe de aspectos de diseño gráfico. Todos esos criterios son interesantes, y si tuvieses que encontrar una persona para cada uno de esos puestos necesitarías mucho tiempo para la elaboración de contenidos.

Mejorar las fotos suele requerir un profesional

En cualquier caso, es lógico que uno pruebe. Hay mucha gente que incluso está comprando presets de ajustes de Lightroom para intentar que sus imágenes sean como las de alguien en particular. En general esas cosas no funcionan, porque las fotos suelen editarse una a una y por un profesional. Y las imitaciones, bueno, son poco prácticas porque van en contra de la propia personalidad. Una de las cosas que me enseñaron sobre copiar estilos de dibujo durante mis muchos años con los tebeos, era que cuando intentabas replicar el estilo de un dibujante, lo que primero hacías, sin saberlo, era imitar los fallos. Mejor funcionar con un estilo propio en la mayoría de las ocasiones. Salvo que seas Pepsi, Nikon o Landwind (estos últimos son una marca china que copia coches).

Si necesitas fotos para tu marca personal o para tu empresa, podemos hablar. Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional. Mi teléfono es el +34 644459753 y es mejor enviarme un Whatsapp o un correo electrónico a sergi@archerphoto.eu y empezamos inmediatamente a mejorar tus fotos. Si lo que quieres es encontrarme en Instagram, @archerphoto.

Egosurfing: investigar sobre uno mismo

Egosurfing - Bety Cris por Archerphoto, fotografos Valencia

Es inevitable sentir curiosidad. Curiosidad por aprender cosas nuevas, por ver lugares distintos y hasta por enterarnos de qué piensa la gente de nosotros. Esto último llevado a las búsquedas de Internet es lo que se llama egosurfing. La palabra apareció impresa por primera vez en la columna de Gareth Branwyn en Wired en 1995 (aunque había sido inventada por Sean Carton durante el mismo año) por primera vez y acabó saliendo en 2011 en el Oxford Dictionary of English.

Egosurfing es buscar acerca de nuestra persona en la red. Esto, que puede parecer un ejercicio de narcisismo (de hecho, curiosamente en la web de Marie Claire lo definían como » impulso patológico a comprobar los resultados que Google arroja a nuestro propio nombre, también se le denomina vanity searching») es una buena práctica que puede ayudarnos mucho.

Supongamos el caso de un profesional que se dedica a dar servicio a los demás, como es mi caso. Soy fotógrafo y las opiniones de la gente son bastante relevantes. La manera idónea de saberlas es buscar información sobre mí como la buscaría alguien que quisiese tomar una decisión sobre si contratarme o no. En el caso de encontrar algún comentario negativo, me permite pensar en si hay algo que pueda mejorar sobre mi negocio o mi comportamiento, o si hay alguien con mala intención que está escribiendo para perjudicarme. En cualquier caso, la investigación nos aporta más información de la que contábamos.

Hay cosas peores que encontrar algún comentario negativo. Si no aparecemos en las búsquedas, o aparecemos a partir de la segunda página, es urgente tomar medidas. Nuestra reputación en Internet puede ser muy importante para nuestros trabajos futuros, de manera que saber lo que se dice de nosotros nos permite hacer un control de daños. Esto puede ser importante, por ejemplo, en una entrevista de trabajo.

Herramientas para egosurfing

Aunque el navegador es una herramienta clave, hay algunas más específicas. Google Alerts nos permite mantener actualizada la información que aparece en el buscador sobre cualquier término. Si decidimos incorporar nuestro nombre como alerta, nos irá avisando de las novedades que se produzcan sobre ese término. Esto funciona muy bien con las marcas y con nombres que sean poco comunes, pero no tanto con combinaciones demasiado comunes. Si la búsqueda es sobre «Javier Pérez» o «Michael Williams», por ejemplo, puede haber cientos o hasta mil millones de entradas sobre esas personas.

Así que, para acotar las búsquedas, deberíamos incorporar algunos factores relevantes en la búsqueda. Cuales sean es complicado de determinar. Podrían ser nuestro tipo de trabajo, nuestra ciudad de residencia o nuestras aficiones favoritas.

Para controlar nuestra imagen es preciso que controlemos nuestras publicaciones, especialemente en redes sociales, porque posicionarán muy arriba. De esa manera, podemos configurar la privacidad, y eso tendrá influencia en las redes, pero es más práctico que seamos consecuentes con nuestras publicaciones. Un ejemplo un poco extremo sería, que si estamos en un bar con muchos amigos y montamos una pelea, al acabar, podremos pedirles a todos que no comenten nada por ahí. Es posible que no lo hagan, pero hay mucha diferencia entre pedirles que no digan nada y no haber montado la pelea en el bar. Si hay algo que no queremos que se sepa, es mucho mejor no subirlo a redes sociales. El egosurfing nos ayuda a tener conciencia de la imagen que proyectamos.

En cualquier caso las búsquedas, si tenemos un nombre bastante común y no tenemos una actividad particularmente diferenciada, serán una preocupación mucho menor. Con un nombre común cualquier persona que busque, entenderá que los datos que aparezcan podrían pertenecer a otro individuo, de manera que la reputación es mucho más difusa.

Derecho al olvido

Si encontramos algo particularmente negativo, podemos solicitar que se elimine de la red. En realidad, esto es una cuestión polémica, porque si ha aparecido en medios de comunicación el tema no será tan sencillo, pero la legislación europea lo permite en determinados casos. El enlace clave está aquí: https://www.google.com/webmasters/tools/legal-removal-request?complaint_type=rtbf&visit_id=636796746192745512-67396184&hl=es&rd=1&pli=1

Si te ha parecido interesante este post y necesitas más información sobre cómo posicionar tu web, o fotos para Instagram, puedes contactar conmigo mediante un Whatsapp al +34 644459753 o un correo a sergi@archerphoto.eu. Y si necesitas fotos, sea en València, Madrid, Barcelona o cualquier otro sitio, coméntamelo. Puede que seas modelo o influencer, pero si eres abogado, panadera o trabajas en una gasolinera, también te puedo ayudar.

Más info sobre posicionamiento web.

Identificar si una imagen está libre de derechos de imagen (copyright) para usarla en una publicación

larga exposición y luces en Roma, por Archerphoto, fotógrafo profesional

¿Cómo saber si una imagen tiene derechos de autor? Hay contenidos que he realizado para algunas redes sociales, como Quora, que en realidad es posible que interesen a gente que se pasa por este blog de fotógrafo. En algunos casos, es información que contribuye a que la gente posicione mejor sus webs o aprenda alguna cosa interesante. En este caso hablo de identificar si una imagen está libre de derechos de imagen (copyright) para usarla en una publicación. Esto no es un artículo exhaustivo sino una aproximación práctica.

Por defecto, una imagen está sujeta a derechos de copyright. Únicamente se podrá emplear en una publicación si hay un interés público demostrable y se trata de un medio periodístico contrastado o una publicación educativa. Esto no incluye blogs privados o comerciales.

Arco de Tito, en Roma.

Algunas excepciones al copyright

Las excepciones básicas las encontramos si la imagen aparece en algún lugar en el que el autor o el gestor de los derechos la haya etiquetado con una licencia diferente, como Creative Commons, y se podría usar en los términos de la licencia.

La otra excepción es si la imagen ha pasado al dominio público, que depende de la legislación de los diferentes países. Para eso, existe el Convenio de Berna, que con carácter general establecía 50 años desde el 1 de enero del año siguiente a la muerte del autor, pero en algunos países se han establecido períodos que llegan hasta los 100 años desde la muerte del autor. En este caso hay que tener en cuenta que las reproducciones de arte, en muchos casos, tienen derechos en sí mismas y no están sujetas a las fechas de la obra original.

Si yo hago una foto del Moisés de Miguel Ángel, mi foto tendrá derechos hasta el plazo establecido de 80 años después de mi muerte, y no desde 70 años (el plazo establecido en España para autores fallecidos después de 1987) desde la muerte de Miguel Ángel, que evidentemente creó la estatua, pero no la fotografía posterior.

La otra opción es adquirir los derechos de una imagen. Se puede hacer con un acuerdo con el autor, o con alguno de sus representantes, por ejemplo en bancos de imágenes online. Los hay que son gratuitos, pero en la mayoría de los casos, son de pago.

Imagen del Vaticano para ilustrar el artículo identificar si una imagen está libre de derechos de imagen (copyright) para usarla en una publicación
Basílica de San Pedro, Roma.

Usar imágenes sin permiso es posible, pero es una mala práctica. A todos nos gusta que se reconozcan nuestros méritos, y especialmente cuando se trata de nuestro medio de vida. Si empleas una fotografía sin remunerar a su autor estás obteniendo un beneficio que le correspondería a él. Si llega a enterarse, utilizando sistemas como Pixsy, Copytrack o una simple búsqueda por imagen en un navegador, puede exigirte responsabilidades legales con pagos importantes. Siempre es mejor llegar a un acuerdo con el autor.

Espero que este pequeño post sobre cómo saber si una imagen tiene derechos de autor te haya ayudado a identificar si una imagen está libre de derechos de imagen (copyright) para usarla en una publicación.

Soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional en València, Madrid, Barcelona, Londres y otros sitios. Si necesitas algún tipo de fotos, contacta conmigo hoy mismo. Mi correo es sergi@archerphoto.eu y también puedes enviarme Whatsapp o Telegram al +34 644459753.

The Art of Paloma. Entrevista y fotos.

The Art of Paloma por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

El creciente peso de Instagram es innegable. Navegando sobre la cultura de la imagen, uno encuentra mucha gente que de una manera u otra dedica sus esfuerzos a esta red. No todo el mundo tiene el mismo talento, capacidad o resiliencia para conseguir resultados, de manera que hay casos especialmente interesantes. Una de las cuentas que me venía llamando la atención era la Paloma García Cuanda, The Art of Paloma, así que me pareció una buena idea contactar con ella para charlar un rato.

READ THIS ARTICLE IN ENGLISH. THE ART OF PALOMA INTERVIEW AND PHOTOS.

Mi idea era básicamente hablar y hacer alguna foto, pero convertimos la entrevista en una sesión de fotos. Le pregunté unas cuantas cosas y después me tocó complementarlas por teléfono, porque, bueno, las fotografías se nos comieron la entrevista.

Los orígenes de The Art of Paloma

The Art of Paloma no es una cuenta de Instagram que aparezca repentinamente porque una chica de 15 años descubre que puede llamar la atención con las fotos de los helados que se come. Paloma estaba experimentando hace bastante tiempo, en una aplicación antigua que se llamaba Fotolog y que era una especie de precursor de Instagram. El concepto era parecido, pero como la tecnología móvil no estaba tan avanzada como hoy en día, la web se mustió y cayó en el olvido. «Yo empecé allí», comenta Paloma. «Era una plataforma en la que subías una foto al día y ahí empezaron también bloggeras que luego se hicieron conocidas como Lovely Pepa o Gala González. Era lo que se llevaba entonces».

The Art of Paloma. Entrevista y fotos, imagen de Archerphoto, fotografos Valencia

Paloma olvidó un poco Fotolog, y años después, hizo un primer intento en Blogger donde comenzó a lanzar contenidos más elaborados. «Leí en una revista que hablaban de una bloggera que me sonaba de Fotolog. Y hablaba de su blog. Me metí, lo vi, y pensé en montar uno. Me creé uno muy aficionado y al cabo del tiempo, me llamaron de una agencia de comunicación y me ofrecieron un blog profesional y un contrato de cinco años.

Sinceridad ante todo

«Trabajando en consultoría» explica Paloma, que estudió ADE y Derecho, «tengo poco tiempo, porque vas teniendo más responsabilidades, y es complicado hacer posts, así que el blog lo tengo un poco abandonado. También es porque con Instagram, que es lo que realmente genera más engagement, para muchas marcas es suficiente. A mí me gusta escribir en el blog y es una herramienta más. No la quiero abandonar del todo y si algún día bajo el ritmo de trabajo me gustaría retomarlo, pero el último post lo publiqué hace unos meses así que lo tengo un poco más dejadillo. Me da pena porque tengo fotos, mucha información de restaurantes, hoteles, hay mucho material…».

Una de las cosas que sorprende de Paloma es que, a pesar de ser una persona con un perfil dedicado a la imagen, no transmite en ningún momento la sensación de superficialidad que uno podría esperar. Si ha de reconocer que a alguna cosa no llega, lo hace. Una capacidad de autocrítica muy transparente, casi cristalina.

The Art of Paloma. Entrevista y fotos, imagen de Archerphoto, fotografo profesional Valencia

Paloma cuenta actualmente con algo más de 172.000 seguidores, una cifra más que notable. Tiene una importante interacción con sus seguidores, un ritmo de publicación razonable y una calidad muy cuidada en todos sus contenidos, tanto en la selección de los estilismos como en el aspecto de la fotografía.

«The Art of Paloma cuenta con más de 172.000 seguidores»

«Es muy complicado» explica también «que una persona gestione toda una marca. Sobre todo diferenciarte del resto y encontrar ese aspecto particular que te distingue de los demás. Es muy fácil copiar a otros, hacer lo que hace todo el mundo (aunque también te inspiras en lo que hacen los demás) , pero encontrar esa parte tuya que guste y que triunfe». El trabajo que lleva a cabo es, muchas veces, difícil de detectar, pero la impresión de autenticidad y consistencia que transmite requiere, paradójicamente, mucho trabajo.

The Art of Paloma. Entrevista y fotos, imagen de Archerphoto, fotografo books e Instagram Valencia

Cuidando a la audiencia

Una de las curiosidades que nos cuenta Paloma sobre su Instagram es que, a pesar de ser de temática de moda, el porcentaje de seguidores masculinos es sensiblemente superior al femenino. «Probablemente tiene que ver con las fotos. Por eso intento mantener el equilibrio poniendo más fotos de moda o viajes, que fotos en bikini por ejemplo».

«Lo principal cuando empiezas un blog», explica, «es pensar en un target, un público objetivo y ver qué cualidades tienes tú para llegar a esas personas. En mi caso, ofrezco estilo de vida, viajes, moda, intento que las fotografías estén cuidadas -con fotógrafos profesionales- y sean de calidad…». Cuando comentamos esto, nos confiesa que está trabajando para mejorar el engagement y contestando a todos los comentarios y mensajes. Este extremo, el de cuidar los seguidores, es particularmente trabajoso, pero imprescindible para mantener una buena base de seguidores. Son personas y es importante que se sientan valorados. «Tienes que cuidar a la audiencia, contestarles y que te vean como alguien cercana», detalla.

«Intento que mis fotografías estén muy cuidadas y trabajo con fotógrafos profesionales»

Mucha de esta conversación la tuvimos de manera más informal mientras hacíamos las fotos. Es cierto que, en el trato personal, es mucho más próxima de lo que uno esperaría, y es esa brecha entre la foto y su carácter real la que quiere cerrar.

Paloma García Cuanda. Entrevista y fotos, imagen de Archerphoto, fotografos Valencia para empresas

Las perspectivas de futuro para Paloma, a corto plazo, siguen en Instagram. Tiene claro que la tendencia cada vez más clara es el vídeo. «Cosas cada vez más reales, más espontáneas, que no lo que hay ahora en Instagram, donde las cosas son más artificiales».

Me llamo Sergi Albir. Soy fotógrafo profesional en Valencia, Madrid, Barcelona y más sitios. Si me necesitas, silba. Bueno, y si ves que eso no funciona, mejor me mandas un mail a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp, o Telegram, al +34 644459753. Si quieres más información sobre fotos en Instagram, también tengo posts en esta misma web.

Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos

Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos, por Archerphoto, fotografos Valencia

Detrás de un título como este, debería haber una buena historia. Será responsabilidad tuya juzgar este extremo. Es un hecho bastante conocido que lo primero que vea un ave recién salida del huevo durante un período prolongado es lo que este animal considerará su madre. Este fenómeno se llama impronta (imprint en inglés). Había leído algo al respecto, pero cuando una amiga colgó un vídeo de este pato se cree un flamenco, me hizo gracia y decidí leer un poco más al respecto. Un poco. Pero resulta que justo en la entrada de Wikipedia hay una referencia a que este fenómeno es perfectamente aplicable a humanos.

La teoría de la impronta hace pensar, de repente, que la primera marca a la que se expone uno suele acarrear una fidelización casi absoluta. En otro post expliqué que hay un motivo económico: cuando empiezas a comprar material compatible con una marca, tienes una pérdida económica al cambiar de proveedor. Eso, que a alguna gente no le importa, sí es relevante para la mayoría de los usuarios.

Un Nobel de Medicina

Lorenz se llevó el Nobel de Medicina en 1973 por este descubrimiento. La teoría es, evidentemente, más elaborada de lo que he comentado en la introducción. Lorenz percibió que al salir del cascarón había un periodo crítico en que el ave mostraba apego o un fuerte lazo con sus madres, y si no está la madre en el entorno, con el primer ser que veían a su lado.

En términos más generales, y según Wikipedia, » cualquier tipo de aprendizaje ocurrido en cierta fase crítica, ya sea en una edad o etapa de vida particular, que es rápido y aparentemente independiente de la importancia de la conducta». Bien, es precisamente este aprendizaje el que parece resultar rápido y crítico la primera vez que nos enfrentamos a un sistema operativo (en términos generales, ya sea una cámara, un ordenador o una lavadora). Y cuanto más complicado sea el sistema que vayamos a enfrentar, mayor incentivo tendremos para permanecer en la marca que ya conocemos. Cambiar de marca implica un coste. Un esfuerzo en horas de saber cómo hacer lo que ya sabíamos.

No todo el mundo se comporta igual

Así, aunque pueda resultar evidente que la curva de aprendizaje es vital para el cambio de marca, es muy común que el usuario casual no tenga estas resistencias. Pero en trabajos con alta especialización, esto es un suceso común. En casos como el software de edición de vídeo, hay una parte de la programación que está dedicada a facilitar el aprendizaje del usuario que llega desde otras plataformas.

A partir de ahí, tenemos una curiosa cuestión de orgullo. Es muy frecuente que el usuario de una marca defienda, con uñas y dientes, el valor de esa marca muy por encima de lo razonable. La marca le aporta, en su concepción del mundo, un valor especial: el objeto le transfiere prestigio, posición. Si su marca, por algún motivo, parece peor, él es peor.

Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos, impronta, psicología

Si a esa concepción le añadimos que el cambio de marca tiene un coste real en términos de aprendizaje, encontramos tanto los chistes o bromas que comparan una marca con otra. O peor, a verdaderos adalides de una marca o un sistema operativo enfrascados en luchas estériles en foros de Internet o barras de bar.

Así, la respuesta, sobre qué es mejor, Canon o Nikon, Windows o Mac, Android o iOS, parece cada vez más relacionada con quién es cada uno, que con los productos que hagan.

Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional. Si quieres fotos en Valencia, Barcelona o, en realidad, en cualquier sitio, puedes contactar conmigo con un Whatsapp al +34 644459753 o un mail a  sergi@archerphoto.eu para que planifiquemos tu sesión de fotografía, vídeo o el posicionamiento de tu web. 

Youtube haciendo limpieza

Composición sobre Youtube haciendo limpieza

La mayor empresa del mundo dedicada a compartir vídeos ha decidido que eliminará miles de vídeos con contenido supremacista, racista, negacionista o neonazi. La nota se publicó el pasado 5 de junio de 2019 y a las pocas horas ya había unos cuantos creadores de extrema derecha criticando la medida porque sus vídeos habían sido borrados o se les había quitado la posibilidad de obtener ingresos.

Youtube está preocupado por conseguir que los contenidos tengan una calidad más alta y está promocionando el contenido más creíble. Esto está ocasionando que Trump y sus adláteres estén acusando a la compañía de San Bruno de censurar las opiniones de extrema derecha. Acusaban también a su matriz, Google. Aunque esto no tenga una base estadística demostrable (de hecho, está demostrado en el caso de Google justo lo contrario, que son muy equilibrados ). Ahora bien, el debate está aquí: una compañía privada no censura, sino que toma sus decisiones para optimizar sus beneficios con toda legitimidad. Pero si tenemos en cuenta el porcentaje de mercado que ocupa Youtube podemos pensar que ejerce, de facto, casi como un servicio público.

Youtube haciendo limpieza Porcentaje de mercado de Youtube en vídeos online, 2019.
Porcentaje de mercado de Youtube en vídeos online, 2019.

Los datos son esclarecedores. Si no estás en Youtube, tu relevancia -en cuanto a la audiencia de vídeos- puede ser insignificante. Y esto es solamente el share de mercado, porque si vamos más allá en aspectos como ingresos, la cuestión se agrava. Así que la cuestión es importante: si alguien es tan grande como para parecer un servicio público, debería establecerse de manera neutral, entienden Trump y los suyos, y no discriminar el contenido que ellos crean. Aunque para todos los demás sea evidente que es basura destinada a la manipulación, porque ellos piensan lo mismo de todo el resto de los vídeos que hay colgados.

Youtube haciendo limpieza

En realidad, no deja de ser lógico que unos y otros defiendan su postura, y en realidad, siempre acaben acusando a Youtube de comportarse en contra de sus intereses.

Frecuentemente, lo hace. Youtube no tiene unas reglas y criterios exactamente claros sobre qué prohíbe y qué no. No los tiene porque, pensémoslo bien, proporciona servicio a todo el mundo con, atención, unos 2.800 empleados. ¿Cómo discrimina entre unos vídeos y otros? Con algoritmos, fórmulas matemáticas. Si lo hiciese con personas no estaría exento de fallos, seguro, pero podría ser distinto. Pero no es práctico. Imaginemos que un directivo de Youtube detecta que están sufriendo demasiadas quejas porque hay muchos vídeos falsos. Modifica uno de los parámetros del algoritmo, y se banean más vídeos de este tipo. Se corrige casi instantáneamente. Pero si cuentas con 15.000 personas, hay interpretaciones, formación y costes. Así que su rentabilidad se ve dañada.

Así, el sistema de «justicia» de estas empresas depende de la precisión de sus algoritmos de inteligencia artificial para hacer la limpieza correspondiente. No son los únicos: webs como 500px o DeviantArt son mucho menores y hacen lo mismo y cuando el afectado recurre se replantea la cuestión. Esta información sirve, después, como realimentación humana del algoritmo, que se va corrigiendo colaborando con humanos para mejorar. Pero hay imperfecciones, así que se llevarán un montón de contenido por el camino. Vamos a limitar un poco la libertad de expresión a cambio de criterio. Nos vamos a la paradoja de la tolerancia de Popper: para mantener una sociedad tolerante debes ser intolerante con la intolerancia.

¿Cómo se comportaba Youtube?

Pero en general, Youtube ha preferido, hasta ahora, ser muy permisiva con los vídeos que elimina. Cada uno suele suponer algún tipo de ingreso o puede suponerlo en el futuro, de manera que se ha ganado una fama de ser poco dura con vídeos extremistas.

La cuestión entonces, es, ¿una compañía con una posición en el mercado debe poder comportarse con los mismos criterios que otra que tiene que competir con todas las demás? Existen, en numerosas legislaciones, empezando por la estadounidense, normativas antimonopolio porque estos son lesivos para los intereses de los consumidores. En Estados Unidos todo el arco político está concienciado de los problemas que representan, hoy en día, Google, Amazon o Youtube.

Lo único que parece ser probable es que las compañías tecnológicas han acabado despertando a los dinosaurios que, con unos cuantos años de retraso, empiezan a plantearse acciones para limitar el poder de estas empresas. Se avecina una lucha de titanes.

Soy Sergi Albir. Cuando no cuento rollos de posicionamiento, SEO, o redes sociales, hago fotos. Afortunadamente para todo el mundo, eso es la mayoría del tiempo. Si necesitas que te ayude a posicionar tu web, o que haga fotos, o algún otro tipo de contenido, un mensaje a sergi@archerphoto.eu es una buena manera de contactar conmigo.

Quora, una red social basada en el conocimiento

Quora, una red social basada en el conocimiento. Pensador, de Rodin, en Valencia.

En casi todas las redes sociales uno suele encontrar un enorme desapego por la verdad y la certeza. Afortunadamente, aunque sea un oasis en el desierto, existe Quora, una red social basada en el conocimiento.

Fundada por dos extrabajadores de Facebook, Adam D’Angelo y Charlie Cheever. Está basada en un sistema de preguntas y respuestas en las que la gente aporta su conocimiento de determinados temas. No es que no haya debate, pero en Quora la argumentación, los datos y la experiencia son la norma. Justo lo contrario de los clásicos comentarios en cualquier periódico, donde los radicales, la agresividad y la desinformación campan a sus anchas. Imaginemos que alguien publica una pregunta relacionada con un problema del tren de aterrizaje del Boeing 737. Es muy factible que aparezcan en la conversación pilotos, mecánicos de aviación e ingenieros aeroespaciales. Así que si la lees, probablemente vayas a tener información extremadamente fiable y ajustada con opiniones muy ponderadas sobre el tema en particular.

Las respuestas tienen su propio algoritmo para ser mostradas. No solo incluye los votos, sino otros factores, como relevancia o fiabilidad. Esto ayuda a mantener el interés.

Quora, una red social basada en el conocimiento, importante para SEO. Compo letras por Sergi Albir, fotógrafo en Valencia

 

Quora, una red social basada en el conocimiento

Quora permite que la misma comunidad controle el discurso. Lo primero es que se usan nombres reales, y no seudónimos. Se puede dar una valoración positiva o negativa a la respuesta y también denunciarla si se ve inapropiada, falsa, absurda o similar.

En mi caso, mi perfil es https://es.quora.com/profile/Sergi-Albir y escribo en inglés y español. Quora, en sus primeros años solo permitía escribir en inglés, y, bueno, para participar, era la única manera. El motivo es sencillo: aunque sea una red social con poca supervisión por parte de los administradores, estaba en una fase inicial. El español fue el primer idioma que incorporaron, y con dos idiomas me pareció suficiente.

En el futuro iré publicando aquí también alguno de los textos que he escrito respondiendo preguntas para Quora. Son temas relacionados con fotografía y redes sociales, que es, precisamente, lo que trato aquí.

Me llamo Sergi Albir y soy fotógrafo profesional. También toco asuntos de contenidos en casi cualquier formato y posicionamiento web. Si necesitas contactar conmigo por motivos profesionales, sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753 son los dos mejores métodos.

Fotos para Tinder

fotos para Tinder

Las aplicaciones de ligoteo tienen un magnetismo especial. Aunque la gente intente ligar hasta en LinkedIn, las que están diseñadas específicamente para encontrar sexo, pareja o cosas similares llaman la atención. Y a mí, que me dedico a la fotografía me interesan particularmente y, claro, las fotos para Tinder no son una excepción.

Si no te quieres leer todos los detalles puedes pasar directamente a las conclusiones al final de la página, pero te vas a perder información importante.

Ahora bien, he aquí el problema: yo estoy fuera del mercado desde hace tiempo y no parecía una gran idea dedicarme a perseguir muchachas sin piedad ( y probablemente sin éxito). De manera que me busqué una cómplice: Iris Vidal, estudiante de periodismo y víctima de mi cámara se ofreció a ayudarme a localizar unos cuantos usuarios y arrancarles la información que necesitábamos.

Yo me he ocupado de procesar dichas respuestas, obtener los resultados y lanzar las conclusiones. También he plagado el texto de chascarrillos e idioteces porque si no me aburría escribiendo reflexiones que tampoco son científicas ni sociológicas, ni sistematizadas, ni nada parecido.

Como no es una encuesta con una muestra estadísticamente suficiente no se pueden establecer conclusiones. Si le preguntamos la importancia que le da la gente a la foto en Tinder, en general la media estaría casi en un 8. La nota mínima fue un 6 y la máxima un 10. Se puede decir, eso sí, que la importancia que se le otorga es muy alta, por encima del 75% de la decisión depende de la foto. Por cierto, no hemos hecho una clasificación por orientación sexual.

Fotos para Tinder

¿En qué clase de fotos te fijas más? ¿Te gusta más fotos que miren a la cámara o a otro lado? ¿Por qué?

Factores relevantes: que sean naturales, que se vea a la persona completa y que sean sencillas. Curiosamente, un par de los participantes dijo que se fijaba en las fotos con animales. Otro de ellos que ignoraba sistemáticamente las fotos con animales. Se suele valorar especialmente la cara y también que se vea el cuerpo completo.

La mayoría prefiere que en las fotos aparezcas mirando a cámara, pero los motivos no son nada unánimes. Hay algunas personas que prefieren que tengas ambos tipos de fotos y aproximadamente una cuarta parte no tiene una preferencia definida. Una sola persona de nuestros entrevistados dijo que le parecía que la gente mirando a cámara salía peor y por eso prefería que no lo hiciesen.  ¿Qué recomiendo? Variedad.  Un poco de todo y a ver si suena la flauta.

¿Le das importancia a la biografía de la persona?

La gran mayoría de la gente sí valora la biografía y le da una importancia elevada. O eso dicen, porque frecuentemente coinciden en señalar una importancia de la foto superior a 7 y le dan importancia a la biografía, en algunos casos, importancia especial. No parece muy consistente. En cualquier caso, sí parece que la gente tiene interés por tener un poco más de información que simplemente lo que pueda deducir por la foto. Déjalos averiguar cosas de ti. No es preciso que te tatúes el currículum en la frente, no exageremos.

¿Qué es lo que hace “descartar” a una persona? 

En realidad, esta es la pieza clave de la encuesta. Lo más importante, lo que más sucede en Tinder es que te descarten con un simple movimiento de un dedo y pasen al siguiente. Así que minimizar este punto es la estrategia más importante. Muchos son descartados por su biografía -de eso hablaremos después-, pero hay algunas fotos que se rechazan más que otras. Ejemplos de descartes automáticos por algunos de nuestros entrevistados: banderas, poses forzadas, aparecer en la foto con alguien del otro sexo, fotos falsas o paisajes.

Pero si no hay un descarte en primera fase, al cabo de unos segundos puedes estar fuera. Si solo tienes una foto, es probable que la gente te descarte (básicamente, no se fían). Si solo tienes una foto pero sales con otra persona, puede que piensen que es tu ex o una persona con la que tienes una relación.

No se vayan todavía, ¡aún hay más! Cuida la ropa que usas, porque también habrá gente que se fije en si tu aspecto es extremadamente descuidado o si estás reciclando ropa de series de televisión de los 90. Esto con respecto a las fotos para Tinder, pero lo que escribes también puede limitarte mucho: si escribes algo como “solo sexo” probablemente será más probable que acabes en el 50% de dicha locución: solo. Si tus ideas no casan con la persona que te ve también es posible que te descarten como a una manzana con gusano.

¿Y qué es lo que más te atrae?

Hay dos factores esenciales: físico y naturalidad. Otra gente menciona detalles como que se trate de una persona divertida o que sus intereses coincidan. Esto último afecta a bastante gente, de manera que si tienes alguna afición que sea particularmente representativa de tu personalidad y no te va a hacer acabar entre rejas, que aparezca en la foto es recomendable. Si te gustan las mascotas, el surf, o la cocina, debería notarse. Tal vez una foto tuya cocinando una mascota sobre una tabla de surf, sin embargo, no resulte natural y eso acabe penalizándote.

¿Le darías like a una persona con algún fallo en fotografía como la calidad de imagen, que esté quemada o muy oscura?

Aproximadamente la mitad de las personas – y reconozco que esto es una grata sorpresa- se mostraron reacias a aprobar una foto que tuviese problemas importantes de calidad. Otras dijeron que no les importaba y un tercer grupo dieron una aprobación condicional a si la visibilidad era suficiente o si era un caso puntual en una imagen entre varias. Así que las fotos buenas son importantes. Al menos, deben ser correctas. Si además tienen calidad en cuanto a composición expresividad y enfoque, probablemente tendrás una atención especial. Mejor que tu foto no sea una castaña, porque tienes un riesgo especialmente alto de ser barrido del mapa a la primera de cambio.

En las fotos que ponen, ¿Prefieres con o sin camiseta?

Abrumadoramente se ha contestado que las fotos, por favor, con camiseta. Pero hay un porcentaje de en torno a un 25% que mencionaba que no le importaba e incluso una persona ha dicho que cuanto más se viese a la persona, mejor. Numéricamente, como ya hemos comentado, al ser una muestra tan pequeña, no es un valor relevante. Sí se puede deducir que la mayoría de la gente prefiere que mantengas la ropa puesta, pero si lo que quieres es enseñar ese cuerpo serrano, tienes un público que es minoritario, pero que indudablemente, existe. Con todo, como esto es una cuestión de evitar que te eliminen, el consejo es que te quedes vestido. Al menos hasta que consigas quedar con alguien. Y en general, cuando quedes con la gente, también es una buena idea acudir con algo encima.

De la gente que hayas conocido por Tinder… ¿Alguno usó fotos falsas?

Nuestros encuestados no pudieron constatar que nadie de los que han conocido emplease fotos falsas, pero sí que hay muchos casos de fotografías engañosas de mil maneras que, complementadas con mentiras en el perfil, nos hacen sospechar que con cierta asiduidad, hay quien intenta dar gato por liebre. Un caso particularmente espectacular es el de una chica que buscaba un chico alto. Así que quedó con un chico que decía medir 1,85 y no enseñaba fotos en las que se pudiese apreciar su altura. Cuando se conocieron el chico había menguado hasta menos de 1,70. Tal vez no hubo falsedad sino un caso digno de una película de ciencia-ficción, una pésima capacidad para medirse o un error tecleando. Tal vez.

¿Una foto en blanco y negro te dice más o menos de una persona?

El blanco y negro es un tema que importa muy, pero que muy poco. Si la foto está bien, les da igual que esté en blanco y negro. Es de las cuestiones con más consenso. Eso sí, en general, recomiendan no abusar de esta opción, que algunos comentan que emplean si quieren ocultar algún fallo particular en alguna de sus fotos.


Si tienes una manera de describir rápidamente cómo sería una buena foto para Tinder en unas 10-20 palabras, hazlo.

Esta parte es la más complicada de resumir. Los factores más mencionados son naturalidad y que la foto transmita básicamente lo que es la persona. Los hay que sugieren que sea un plano americano, que sea de buena calidad, que la persona sonría, que salga con su familia (en este caso yo pienso que la persona no ha reflexionado bien, no me imagino a nadie saliendo en Tinder con su hermano y su madre, y la gente comentando que su hermano es más guapo, o cosas así).

Dos de las respuestas, además consecutivas, decían esto: 1) “Una foto en la que se vea que eres una persona alegre y con las ideas claras, generalmente algo que no siga los canones establecidos en redes sociales (mismos lugares, poses, actividades y filtros de Instagram, como los putos perritos)”. 2) “ Para mi, una buena foto de Tinder sería todo lo contrario a una fotografía de de estudio, las fotos raras en las que la gente hace el idiota son mis favoritas”.

Si intentásemos contentar a todo el mundo necesitaríamos una foto en la que saliésemos solos, pero con toda la familia (no sé, algo así como una foto con los fantasmas de tu familia), sonriendo, en lugares de playa, con paisajes y monumentos conocidos y haciendo deportes de verano. Con camiseta y sin ella a la vez, pero que no salga nunca tu ex, o alguien que cualquiera pueda pensar que es tu ex. Y que se vea bien, con un ojo mirando a cámara y el otro no. Parece que esto de las fotos para Tinder no es tan sencillo como nos gustaría…

Conclusiones

Dejando aparte las bromas, LA foto perfecta para Tinder no existe, pero en realidad se pueden colocar varias en la aplicación. Tu perfil debería ser una foto en la que ya mires a cámara o no, muestres una sonrisa que no parezca un rictus mortal, y que se te vea más o menos el cuerpo. Un plano medio o un plano americano pueden servir. No te preocupes demasiado del aparecer en un entorno estupendo porque eso ya lo puedes sacar en otra de las imágenes: preocúpate de tener una expresión en la que los que te miren no tengan pesadillas por la noche ni se dediquen a enseñársela a los amigos para reírse. Una opción recomendable es utilizar ropa de la década en curso sin manchas, y entre tus fotos es razonable mostrar tus aficiones. Salvo que tu entretenimiento pueda llevarte a la cárcel. También hay policías con Tinder.

En el Museo Británico, por Archerphoto, fotografo en Valencia
Resumiendo…

Para conseguir fotos para Tinder que te proporcionen buenas opciones, en general:

  • Procura que se te vea bien la cara, y si puede ser, la forma del cuerpo
  • Consigue fotos naturales. Sonríe y si puedes no aparecer con una pose rara, mejor.
  • Si estás en la playa tomando el sol y te haces una foto probablemente nadie verá un problema. Si te haces un selfie en tu habitación intentando marcar abdominales seguramente en Tinder pasarán de ti.
  • Los filtros que te tapen la cara (aunque sea parcialmente) son una manera perfecta de que te descarten rápidamente.
  • No subas una foto con tu novi@ ni con tu ex. No es una buena idea.
  • Tu biografía tiene importancia. Procura no parecer un infrahumano en cinco líneas.
  • Puedes tener fotos en blanco y negro, pero mejor si no es tu foto principal.
  • Si en tus fotos se muestran tus aficiones seguramente despertarás un interés extra.

Un fotógrafo profesional puede ayudarte en estas cosas. Muchas veces un fotógrafo aficionado conseguirá el efecto contrario, pero eso lo explicaré otro día.

Soy Sergi Albir y soy fotógrafo profesional, y cosas peores. Espero que te haya gustado este post sobre fotos para Tinder. Si necesitas contenidos para posicionar tu web, fotos para vender tus cosas, vídeos para promocionar tu empresa o alguna otro tipo de material audiovisual, puedes mandarme un Whatsapp al +34 644459753 o un mail a sergi@archerphoto.eu .

Más sobre fotografías en redes sociales.

Un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug y un par de fotos

Hace muchos años descubrí Flickr. Era una idea espléndida para un fotógrafo. Una web donde colocar y enseñar tus fotos, que respetaba tus derechos y permitía organizarlas. Permitía compartir experiencias con otros fotógrafos e incluso me ofreció la posibilidad de conectar con profesionales y hacer amigos. Yahoo la absorbió, la mantuvo y no la estropeó apenas, la mejoró en lo que pudo y hace unos días se hizo público que la había vendido a SmugMug, otra web de fotografía.

El problema está en que SmugMug exige a los usuarios que aprobemos un permiso de una licencia perpetua para continuar allí. Es lógico, según comenté con su servicio técnico. De no hacerlo no podrían ejecutar los planes que tienen previstos para que otras aplicaciones puedan emplear las imágenes de SmugMug.

Pero hay una complicación, de manera que os contaré un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug y un par de fotos.

Hay un problema: si uno decide conservar sus fotos allí y ellos, de repente, lanzan una actualización de términos de servicio (el contrato que tiene la empresa con sus usuarios) y deciden que esa licencia es, repentinamente, transmisible, pueden vender esas fotos a cualquiera sin pagar nada, como ya puede hacer Instagram. Probablemente si fuera charcutero no me importaría mucho, pero como soy fotógrafo profesional la cuestión sí me parece relevante.

Brownie, cachorro, por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia. Un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug
Brownie apareció en mi Flickr en 2011

¿Me voy, me quedo o algo peor?

He tomado la decisión de no irme de Flickr, pero solamente conservaré allí fotos con una marca de agua igual de agresiva -o más- que tienen mis fotos en Instagram.  Cuando escribo este artículo hay 3894 fotos mías en Flickr, y muchas de ellas no están subidas a ningún otro sitio. Perderé muchas horas de trabajo que dediqué a etiquetar, colocarlas en el mapa, y clasificando. Pero han sido 7,1 millones de visitas. He podido aprender muchas cosas sobre mis fotos, sobre las de los demás, sobre cámaras, lentes y lugares.

En definitiva, que traeré muchas de esas fotos a mis webs porque es un contenido que en muchos casos sigue siendo interesante. En otros, no y se quedarán guardadas en mi ordenador.

Si necesitas fotos, vídeo o contenidos para posicionamiento web, sabes que puedes contactar conmigo en sergi@archerphoto.eu o mediante un mensaje de Whatsapp, por ejemplo, al +34 644459753.

Más sobre redes sociales, derechos y cosas así.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Uno de los dramas del Primer Mundo es no verse bien en las fotografías. Sucede a menudo, especialmente en un mundo dominado por la imagen. Realmente es sencillo pensar que uno “no sale bien en las fotos” por alguna circunstancia sobrenatural que a veces se denomina fotogenia. “No soy fotogénica, o fotogénico”, me comentan. Es un tema del que me toca hablar frecuentemente, así que colocarlo en mi blog de fotógrafo es más sencillo que repetirlo.

Para ilustrar este artículo he contado con la colaboración de Iris Vidal, una estudiante de periodismo que se ha prestado a salir horrenda en un montón de fotos. Sin embargo, también hicimos fotos buenas. El mismo día, con minutos de diferencia. En primer lugar os dejo una de ellas para que veáis cómo la misma persona cambia mucho según cómo se haga la foto.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? ¿Por qué salgo mal en las fotos? Retrato de Iris por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Uno. Tiempo. Si alguien te dijese que no le sale bien una paella cuando le dedica menos de dos minutos, seguramente tu respuesta sería la misma: puede que no sea la tarea más complicada del mundo, pero hay que dedicarle su tiempo. En términos habituales, cuando alguien hace una foto ni la persona que aparece, ni la que hace la foto dedica ni diez segundos.

Dos. La composición. Coger la cámara -o el móvil - con una mano,  mientras en la otra tienes un kebab y estás intentando abrazarte a tu amig@ borrach@ en un tugurio oscuro hará que el encuadre no sea como para lograr la foto de tu vida.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Tres. El maquillaje. Si te has maquillado correctamente y has tapado tus ojeras tienes mucho ganado. Pero probablemente no hayas utilizado suficientes polvos matizadores y tengas algún brillo. O tal vez el gloss es excesivo para una foto. Es difícil que tengas conocimientos apropiados para sacarte todo el partido. Aunque tu amiga te diga que le encanta cómo te prolongas la raya del ojo hasta la coronilla, igual no es la mejor idea.

Cuatro. El fotógrafo. Un fotógrafo profesional necesita mucho menos tiempo, puede analizar la situación, prestar atención a la luz y sacar bastante partido en el peor sitio, o incluso proponerte alternativas. Tu amigo Chus es un tío muy divertido, y aunque una vez hizo una foto de un huevo frito que te gustó, el hecho de que trabaje en una panadería no da pistas de que sea un gran fotógrafo.

Si todavía te preguntas ¿Por qué no salgo bien en las fotos?, sigue leyendo. ¡Hay más!

Cinco. Tú. Si miras asustada a la cámara, o si intentas parecer el malo de una peli de Vin Diesel puedes apostar a que no saldrás como quieres. Mantener una pose funciona si, y solo si, sabes qué pose te puede favorecer. De lo contrario, no transmitirás la imagen que te gustaría.

Seis. La luz. Sin suficiente luz, obtendrás una imagen oscura o se disparará el flash. Aún con los valores en automático, el flashazo puede que no lleve la cantidad de luz necesaria, si estás demasiado lejos, o que queme la foto si estás a menos distancia de la recomendable. En un número enorme de ocasiones un solo flashazo suele ser el anticipo una foto horrenda, si bien mucha gente se ha habituado a verlas así. O puede que no necesites el flash para salir mal, solamente escoger un sitio en el que la luz no te favorezca.

Siete. La lente. Expliquémoslo de manera fácil:  la lente que usas puede deformar tu rostro si lo usas de manera incorrecta. Cuando intentando que quepan  más cosas en el plano, abres al máximo el campo, estás usando frecuentemente un gran angular. Esta lente (que es la que, por defecto, tienen los móviles) deforma un poco para que “entren” más cosas en cuadro. Si tu cabeza está cerca de cualquiera de los cuatro lados de la pantalla, tu cara saldrá deformada, tu nariz extraña y tus piernas pequeñas. Saldrás mal, pero no porque la cámara no sea buena, sino porque no la usas de la manera adecuada.

Ocho. El trabajo posterior de selección y corrección. Hay auténticos criminales de la fotografía escondidos detrás de su ordenador y armados con Photoshop  o cosas peores para cometer un auténtico holocausto y, en general, perjudican el resultado. Y las aplicaciones como el modo belleza que alisan la piel automáticamente, creando un efecto plano que casi todo el mundo detecta. Carecer de buen gusto para retocar una imagen puede conseguir arruinar tu foto (no es lo mismo saber que existe una herramienta que tener criterio para usarla). Por no hablar de esos programas de fotocomposición terribles en los que aparecen varias imágenes y se coloca una frase que leída con calma es bastante cutre.

Nueve. El vestuario. Juntar flecos con lentejuelas y un chaleco fluorescente estaba bien en tu imaginación, pero ante la cámara puede que no funcione. Hay miles, millones de pequeños detalles, (tirantes de silicona, medias feas, esa combinación de falda y top que muestra tu ombligo pero a cambio deforma tu figura, por citar algunos horrores) que pueden arruinar tu imagen. Mejor tener a alguien que se preocupe por el resultado final y esté acostumbrado a tomar decisiones para evitar errores.

Diez. El peinado. Once. La cámara empleada. Doce. La motivación...

El número de razones es muy elevado. Si te decides a trabajar con un fotógrafo profesional, él se ocupará de todos estos detalles sin ningún problema.

¿Has visto algún truco “mágico” en este texto? Es evidente que todo son pequeños detalles que pueden ayudarte a salir mejor en las fotos, pero que, especialmente, te permiten darte cuenta de  que no es una cuestión tan complicada lo de salir bien. Si acudes a la persona adecuada, puedes salir a la perfección. Tener buena imagen puede ayudar a reforzar tu autoestima y eso siempre viene bien.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? ¡Yo quiero salir bien!

Después de leer todo esto, si te decides a contactar conmigo, puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu (no sé si ha quedado claro que soy fotógrafo en Valencia) o un Whatsapp al +34 644459753 para que hagamos una sesión de fotos. Si te sigues preguntando "¿Por qué no salgo bien en las fotos?" después de ver un buen trabajo se disiparán tus dudas. Echa un vistazo a las galerías y fotografías que he realizado.

Galerías de fotos

Algunas muestras de books

Consejos para salir bien en las fotos de actos públicos

Autoestima y fotografía

Mi página con toda la información y enlaces sobre books, sesiones y modelos.