Categorías
Aprender fotografía

¿Qué es el bokeh y a quién le importa?

A casi todo el mundo le gusta la fotografía, pero algunos conceptos les resultan ajenos. El término bokeh es uno de ellos. Es una palabra japonesa (ボケ) que se refiere al desenfoque. La definición de bokeh es «la calidad de las áreas desenfocadas de una lente en particular».

Bokeh, desenfoque y negatividad

Y, aunque en castellano «desenfoque» suene como algo negativo, en realidad, el bokeh es fantástico porque nos permite, en situaciones de foco selectivo, dejar una parte -habitualmente pequeña- de la foto enfocada y el resto con una definición menor. Esto se consigue controlando la apertura de la lente: cuanta más apertura, más campo desenfocado y, por ello, más destaca la parte que tengamos enfocada. Esto resulta más sencillo cuanto más luminosa sea la lente, y claro, las focales fijas son más luminosas. Al desenfocar el fondo, las fuentes de luz también se perciben de manera diferente, con un cierto astigmatismo. Pero no todos los objetivos ofrecen el mismo resultado, e incluso puedes conseguir efectos interesantes con formas de los focos de luz.

El bokeh tiende a dar un aspecto interesante a cualquier cosa: el suelo mojado, por ejemplo.

Móviles que posturean y lentes auténticas

Algunas aplicaciones de móvil tienen filtros que simulan el bokeh, pero en la mayoría de los casos el resultado es mediocre. Cierto es que puede epatar a legiones de palmeros en Instagram, pero habitualmente es un recurso cutre. Con todo, hay quien no distingue nada y quien, directamente, prefiere ignorar la realidad y justificar lo bien que hace las cosas su teléfono porque le ha costado 1200 euros.

Hoja en el suelo con enfoque selectivo, fotografo profesional Archerphoto
Hoja en

En realidad, una DSLR o mirrorless cualquiera puede ofrecer un fantástico bokeh, pero para eso necesitaremos la lente adecuada. Con un humilde 50mm 1,8 ya puedes empezar a hacer cosas. En general, podrás conseguir un bokeh adecuado con la mayoría de las lentes. Mi 24-105 F4 de Canon, por ejemplo, ofrece un resultado espectacular. Y hasta con lentes como el 28-80 3,5-5,6 que venía como objetivo estándar en las cámaras de hace 20 años puedes sacar partido y que hoy se puede conseguir por entre 20 y 40 euros. Solo hay que ponerlo a máxima apertura y que los siguientes elementos del fondo estén a una distancia suficiente.

Serpiente, bokeh, Archerphoto, fotografos València
Un ejemplo del resultado con el Canon 24-105 f4

Mi mejor bokeh suele salir de mi Rokkor 58mm 1,2 Minolta, que se fabricó aproximadamente en 1980. Es una pequeña maravilla que sin embargo no puedo usar con mi Canon actual, solamente con mi Samsung. Es una cuestión del diseño de cámara y objetivo, que pertenecen a sistemas distintos. Muchos fotógrafos usamos adaptadores, pero hay algunas opciones que no funcionan bien. Los objetivos con tanta apertura suelen ser muy caros, pero en este caso, al ser un objetivo manual pensado para un sistema que tiene muy poca presencia en el mercado, salió por un precio razonable.

Foco selectivo y uso creativo del bokeh

La gracia de usar el foco selectivo cuando el bokeh es bueno es que una situación cotidiana puede darte una foto con un cierto interés. Hay algunas que serán espectaculares y otras, como la del vaso, son un momento casual que retienes: el verano, el bar, el agua con hielo, la condensación sobre el vidrio, el interés centrado en ese vaso y el aburrimiento de la espera.

Un vaso en el Café del Negrito, en València, con mucho bokeh. Fotografía de Archerphoto
Una muestra del resultado del Rokkor 58 1,2:.

El bokeh, típicamente, se emplea para separar al sujeto del fondo: en retratos y books es un clásico tener a la persona enfocada y el fondo desenfocado: compositivamente hablando se trata de un recurso muy eficiente porque centra la atención. Por eso los móviles están incluyendo sistemas de inteligencia artificial que permiten simular este recurso. El hecho de que no lo puedan hacer ópticamente tiene que ver con el tamaño del sensor de los móviles: cuanto más pequeño es, menos bokeh tendrás, aunque la lente tenga mucha apertura. Así que en el móvil hay que hacer trampas, y las hacen con los procesadores que suelen llevar (ahora ya sabes en qué emplea el tiempo el octa-core que dicen que lleva tu móvil).

Susana y bokeh, Archerphoto, fotografos València
En este caso, un Canon 135 f2 a 3.2 de apertura nos aisla a Susana del fondo.

Como remate, voy a incluir una pequeña lista de objetivos que tengo o he tenido y en los que el bokeh me parece particularmente interesante. Es una reflexión totalmente personal y parcial porque depende de la montura que uso, de las cosas que he podido probar y de mi memoria. El comentario es con respecto al bokeh, y no con respecto al objetivo en general.

Aquí van unos cuantos:

  • Minolta Rokkor 58 F1,2
  • Canon 135 L F2
  • Canon 35 L F1,4
  • Canon 100 F2,8 Macro USM
  • Canon 300 F2,8 IS II
  • Sigma 35 F1,4
  • SuperTakumar 135 F2,8
  • Canon 50 F1,4
  • Zeiss Sonnar F4
  • Canon 100 F2
  • SuperTakumar 50 F1,4
  • Canon 85 F1,8
  • Anthy 35 1,8

Si estás interesado en aprender fotografía, tengo una sección en esta web en la que incluyo algunos posts que he escrito al respecto. Probablemente comenzaré a dar clases en breve, así que si te interesa, puedes escribirme a sergi@archerphoto.eu comentándolo, así contactaré contigo. En un principio serán clases particulares online Si me quieres encontrar en Instagram, @Archerphoto.

Bolas de navidady espumillón mostrando el bokeh, Archerphoto, fotografos València

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía

Cómo actuar si te copian: protegiendo tus derechos en Internet

Crear contenido web tiene una cierta dificultad. Uno intenta ser original, escribir y subir fotos con el mejor resultado posible. Y de repente encuentra que las visitas a su web están bajando. Es extraño, parece que el contenido está bien, pero algunas de las páginas que mejor resultado tenían, dejan de atraer al público.

Imagen de Archerphoto de un cerrojo sobre un teclado para el post cómo actuar si te copian

Cómo actuar si te copian

Así que uno debe tomar medidas. La ley es poco efectiva en estos casos, así que aunque hablé con mi abogado al respecto, decidí tomar cartas en el asunto y es este el procedimiento que se suele hacer:

  1. Contactar con la página que ha copiado y solicitarle amistosamente que retire el contenido.
  2. Si el primer paso no tiene mucho éxito, se puede denunciar a Google que retire ese contenido del índice. No lo eliminará de su web pero dejará de aparecer en las búsquedas. Para eso este enlace es el adecuado: https://support.google.com/legal/troubleshooter/1114905

El enlace está en inglés y en mi caso no me preocupa mucho porque es un idioma en el que sí me expreso bien. En cualquier caso, te piden que les asegures que el contenido que denuncias que te han copiado lo has generado tú (y en mi caso es extremadamente fácil de comprobar por Google, que lo indexó años antes).

En realidad, existen algunas empresas con webs como Plagium o Copyscape que pueden echarte un cable con estas cosas, pero, si bien para imágenes sí que he trabajado con algunas, con textos todavía no lo he hecho, así que iré contando, más adelante, si he usado alguna.

En cualquier caso, habitualmente hago fotos y lo que me suelen robar es eso, imágenes. Por eso trabajo con Pixsy y recientemente Copytrack, aunque con esta última aún no he conseguido resultados efectivos.

Espero que te haya interesado este post sobre cómo actuar si te copian. Si lo que necesitas es contactar conmigo para fotos, guiones, textos o vídeos, puedes contactar conmigo en sergi@archerphoto.eu o con un Whatsapp o Telegram al +34 644459753.

Si quieres ver algunas fotos, te invito a que pases por mi galería de fotos recientes.

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía

Fotografía de competiciones deportivas: 5 trucos para triunfar

Tener buenas fotografías en competición es una manera estupenda de tener el mejor recuerdo. Hoy en día mucha gente cuenta con cámaras avanzadas pero, en general, no se obtienen de ellas los resultados que consigue un profesional. Conceptos como apertura, velocidad, encuadre o momento son detalles que, como es lógico, se le escapan al aficionado como arena entre los dedos. En la fotografía de competiciones deportivas hay que tomar decisiones que para un profesional son prácticamente mecánicas pero que sin la experiencia necesaria, se fallan sistemáticamente.

Aprender o llamar a un profesional

¿Es rentable contratar un fotógrafo profesional? La respuesta es tramposa, claro. Depende. Si hablamos de una liga de fútbol en la que habrá muchos partidos, puntualmente se puede llamar a un profesional, pero es posible que si acude a muchos partidos y le dedicas horas, y compras el material adecuado, y trabajas después en casa escogiendo las fotos, reencuadrando, empleando los programas necesarios… Entonces es posible que tengas fotos buenas, con el extra de que las habrás hecho tú mismo y contarás la historia como quieras. Pero si no estás seguro de alguno de los factores anteriores o se trata de un evento particularmente importante, sí, quieres un fotógrafo profesional. Y si puede ser uno que sea muy bueno, mejor.

La fotografía de competiciones deportivas no es exactamente física cuántica. Ni se parece. Pero requiere saber lo que se hace, concentración y las herramientas adecuadas. En realidad, todo esto tiene poca importancia salvo por un detalle: el tiempo. Los fotógrafos aficionados no han dedicado anteriormente el tiempo suficiente a su técnica como para, cuando llegue el momento clave, reaccionar adecuadamente. Y en ese momento la velocidad de reacción es clave.

Olga Permina en el post de fotografía de competiciones deportivas de Archerphoto, fotógrafo profesional
Olga Permina en Castellón, en 2014.

Fotografía de competiciones deportivas

Si las fotos de ese evento deportivo en particular son realmente importantes para ti, contrata un fotógrafo. Si no lo haces, aquí van algunos consejos:

  • Dedica un buen rato a su cámara un par de días antes en un entorno similar, fotografiando cosas que se muevan a una velocidad suficiente en un lugar donde haya una luz parecida.
  • Prepara tu equipo cuidadosamente. Si tienes una cámara réflex, procura llevar un zoom largo (el 18-55 que viene con la mayoría de las cámaras es bastante poco práctico para esos eventos). Un 70-300 suele ser una buena opción. Con todo, los objetivos económicos suelen tener un autofoco lento. Ten paciencia.
  • Aprende como desconectar el flash de tu cámara. No te servirá de nada a más de 10 metros, molestará a la gente, gastará más batería y confundirá a los programas automáticos que usa la cámara para escoger los parámetros adecuados.
  • Dispara mucho. Equivócate mil veces. Prueba. Y fíjate en los errores que comete (fíjate especialmente en la velocidad de obturación). El método de prueba y error te ayudará, a medio plazo, a mejorar.
  • Llévate una tarjeta muy grande. Hoy en día una SD de 64 GB le cuesta muy poco dinero y te permitirá disparar miles de fotos. Pásalas al ordenador y decide en la pantalla grande las que valen y las que no. No pierdas el tiempo escogiendo en la pantalla de la cámara porque te perderás la mayoría de los detalles del evento.
Sergio García en el post de fotografía de competiciones deportivas de Archerphoto, fotógrafo profesional
Sergio García, también en Castellón, en 2009.

Tanto si lo que necesitas es contratarme para hacer fotos como si lo que querrías es aprender cómo hacer esas fotos en clases particulares, puedes contactar conmigo: un correo electrónico a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp o Telegram al +34 644459753 y nos ponemos a trabajar.

Hay fotografías de todo tipo de eventos en mis galerías. Y puedes echar un vistazo a mi Instagram, donde hay otro tipo de imágenes: @Archerphoto.

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía

Las cuatro razones por las que soy fotógrafo digital

Aunque esto puede que suene a historia muuuuy vieja, yo empecé haciendo fotos en película. Lo digo así y no «fotografía analógica» porque me parece un término inexacto. Sigamos. Se habían hecho fotos así durante más de un siglo y yo estaba trabajando en una revista de informática, Jumping, cuando empezaron a comercializarse las primeras cámaras digitales. Habían salido algunas ya, pero en ese momento se popularizaban y nos llegaron algunas a la redacción. Mientras tanto, para cuestiones profesionales seguíamos trabajando en película, porque la resolución que ofrecían la mayoría de las cámaras digitales era insuficiente, el rango dinámico era muy justo y las digitales reflex andaban en pañales. Las excepciones no eran rentables para casi nadie y eran exclusivamente para osados pioneros.

Parc Central de València. Una foto con una cámara actual y una lente antigua pero muy buena.

Fotógrafo digital o fotógrafo de película

Explico todo esto porque fue en ese período en el que yo mismo pasé de ser un fotógrafo de película, o de carrete, a ser un fotógrafo digital. Enumerar las ventajas de las cámaras que entonces eran nuevas era parte de nuestro trabajo en la revista, claro, y años después, esto pasó a ser algo demasiado evidente: todo el mundo se había dado cuenta ya de que la nueva tecnología era mejor. Y después llegaron otros tiempos: hoy en día veo frecuentemente hipsters con cámaras antiguas porque le encuentran un encanto especial a la fotografía en película. Estos, junto a algunos fotógrafos que no han querido convertirse, son los grandes valedores de la fotografía en película, que es, salvo contadas excepciones, un nicho de nostálgicos, inadaptados y pretenciosos.

Las cuatro razones por las que soy fotógrafo digital - Archerphoto
Una foto realizada con una S40, lanzada en octubre de 2001.

Hay algunos profesionales de extremada pericia -especialmente cuando hablamos de Hollywood, directores de fotografía que trabajan en cine y tienen un ojo con el color que es muy infrecuente- que sí pueden decir eso de que «con los sistemas digitales no consiguen los resultados exactos que buscan». Pero estamos hablando de gente que se ha dedicado toda su vida a esos pequeños matices.

El Umbracle en el año 2000, en una foto realizada con la EOS 300 de carrete.

La primera razón: los resultados son inmediatos. Puedo ver si estoy haciendo un desastre o la cosa va más o menos bien. Con la fotografía en película me tocaba esperar una semana.

La segunda razón: los resultados son inmediatos. «Espera, eso ya lo has dicho». Sí, pero no. Cuando trabajo con una modelo, puedo enseñarle el resultado inmediatamente y conseguir mejoras en muchos aspectos. Pero no solo eso, también puedo hacerlo con la maquilladora o con un cliente si estamos cambiando la iluminación o moviendo objetos.

La tercera razón: el formato digital permite ser más rentable y aprender muchísimo más deprisa que el químico. Tanto por ver el resultado inmediato como por la libertad para la experimentación con cada una de las opciones que tenemos.

La cuarta razón: poder aprovechar nuevas tecnologías. Más velocidad, más almacenamiento, más rango dinámico, más sensibilidad, mejor autofoco, mejores flashes, compatibilidad con nuevas lentes, o, claro, grabar vídeo.

Pero las cámaras antiguas molan más…

El usuario normal y el fotógrafo profesional cuentan con herramientas mucho más accesibles para la gestión de imágenes de lo que se podía hacer en el momento álgido de la fotografía de película. Pero eso sí, lo estupendas que quedan las cámaras antiguas de película, espléndidamente diseñadas y estéticamente fabulosas, no son comparables con la mayoría de las cámaras actuales, con un diseño más utilitarista. He aquí la cuestión, que las cámaras más feas de película, las últimas, las que más tecnología llevaban, no son las que emplean los hipsters, que se conforman con una Yashica TL y un 50 1.8 que la mitad de las veces está rayado. Las Canon EOS 1n o las Nikon F6 no se ven entre los novatos, solo entre los profesionales que no han querido – o sabido- hacer la transición.

Doñana con Canon Explorer Series, foto de Archerphoto fotografo profesional, fotografía de naturaleza
En Doñana, en 2018.

Las cámaras de película necesitan precisamente eso, película para funcionar. Y el revelado de color no es un proceso que esté en la mano del usuario. Compras un carrete, que sí, pasa unos estrictos controles de calidad, lo metes en la cámara, disparas y después una fábrica procesa con sus propios ajustes, la película, para que tanto la tuya como la de un montón enorme de gente, salga lo mejor posible. Pero es un proceso industrial que se aplica indiscriminadamente, y no foto por foto, que es lo que harías tú con el ordenador. Amén de que, claro, es mucho más caro.

Un carrete de 36 fotos es normal que cueste unos 12 euros. Y el revelado con copias 10×15, por ejemplo, unos 18. Y podrían cobrarte portes, pero vamos a pensar que no, que tienes el laboratorio debajo de tu casa. Estamos hablando de unos 30 euros por 36 fotos. Que es probable, que en realidad, quieras escanear y procesar después, así que vas a tratarlas digitalmente, con lo que la ilusión de la fotografía en soporte de película vuelve a perderse.

Y al final…

Yo asumí hace tiempo que soy un fotógrafo digital. Aunque puntualmente quiera emplear algunas cámaras analógicas para trabajos concretos, el flujo general es digital. No he de negar el encanto de las cámaras antiguas porque, cuando puedo, compro alguna, por cuestiones estéticas. Pero el postureo de llevar una encima es algo que os aseguro que puedo ahorrarme.

Si quieres contratarme puedes mandar un mensaje al +34 644459753 por Whatsapp o Telegram, o un mail a sergi@archerphoto.eu. Si quieres insultarme puedes hacerlo en medio de la calle gritándome o escribiendo una novela en la que yo aparezca como personaje y tenga una muerte horrible. Para ver alguna de mis fotos recientes, echa un vistazo a mi galería. Si lo que quieres es ver mis fotos de Instagram, @Archerphoto.

A mí me encantan los cacharros antiguos. Pero los nuevos suelen funcionar mejor.
Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía

¿Sesión de fotos o sección de fotos? Solución en 1 minuto

Una de las cuestiones que me fascina es que, a pesar de que sea una palabra muy sencilla, la diferente pronunciación del español por todo el mundo hace que alguna gente tenga la duda entre si es una sesión de fotos o una sección de fotos. Evidentemente, una sesión de fotos es un período de tiempo en el que hacemos fotos, de manera que la solución es evidente: la respuesta correcta es sesión de fotos, o sesión fotográfica.

También hay gente que escribe seción, pero esto es simplemente un error ortográfico, ya que no se trata de una palabra real, y simplemente se confunde la segunda «s» con una «c» y así se transcribe. Tampoco existen secion, seccion o sesion (las mismas palabras mencionadas anteriormente, pero sin tilde). Y finalmente, hay gente que escribe cesión, que sí es una palabra que existe pero tampoco encaja con lo que necesitamos.

Enlace al directorio general con info sobre books y modelos.

Para dejar claro este tema podemos acudir al Diccionario de la Real Academia. Los ingleses y americanos, por ejemplo, no tienen una autoridad clara que explique estas cosas y tienen una lengua, por ello, mucho más dinámica, pero menos formal.

Fotógrafo: Archerphoto. Modelo: Cintia Grau

¿Sesión de fotos o sección de fotos?

Para confirmar lo anteriormente dicho, cuando buscamos sesión en la web de la Real Academia Española, encontramos las siguientes definiciones:

sesión

Del lat. tardío sessio, -ōnis ‘audiencia, conferencia’.

  1. f. Espacio de tiempo ocupado por una actividad. Sesión de trabajo, de quimioterapia.
  2. f. Cada una de las juntas de un concilio, congreso u otra corporación.
  3. f. Conferencia o consulta entre varios para determinar algo.
  4. f. Cada una de las funciones de cine, teatro u otro espectáculo, que se celebran, a distintas horas, en unmismo día.
  5. f. p. us. Acción y efecto de sentarse.

De la misma manera, podemos buscar sección en el diccionario.

sección

Del lat. sectio, -ōnis.

  1. f. Separación que se hace en un cuerpo sólido con un instrumento o algo cortante.
  2. f. Cada una de las partes en que se divide o considera dividido un objeto, un conjunto de objetos, una empresa, una organización, etc. Sección de relaciones públicas, de perfumería.
  3. f. En los medios de comunicación, espacio que se reserva para un tema determinado. Sección de deportes, de economía.
  4. f. Cada uno de los grupos en que se divide o considera dividido un conjunto de personas.
  5. f. Dibujo del perfil o figura que resultaría si se cortara un terreno, edificio, máquina, etc., por un plano, con objeto de dar a conocer su estructura o su disposición interior.
  6. f. Geom. Figura que resulta de la intersección de una superficie o un sólido con otra superficie.
  7. f. Mil. Pequeña unidad homogénea, que forma parte de una compañía o de un escuadrón.
  8. f. Arg. y Ur. sesión (‖ función de cine o teatro). Sección vermú.
  9. f. Arg. p. us. Cada una de las partes, actos o piezas independientes que integraban una función teatral.

cesión

Del lat. cessio, -ōnis.

  1. f. Renuncia de algo, posesión, acción o derecho, que alguien hace a favor de otra persona.
  2. f. Dep. Pase del balón a corta distancia.

Así, ya hemos visto que la grafía correcta no es cesión, sección, ni por supuesto seción, ceción o cección (palabras que no existen en castellano en 2021), sino sesión de fotos o sesión fotográfica.

Si tienes interés en una sesión de fotos o un book de fotos, yo suelo trabajar en València, España, aunque suelo desplazarme por el resto de Europa cuando puedo. De momento, no puedo visitar América. Para contratarme, puedes enviar un mensaje al +34644459753 por Whatsapp o Telegram o también (y es mejor) un correo electrónico a sergi@archerphoto.eu. Puedes seguirme en Instagram como @archerphoto.

Y aquí tienes más información sobre los books que realizo: books para modelos y books para particulares.

¿Sesión de fotos o sección de fotos?  Ana en su sesión de fotos en el estudio de València de Archerphoto.
Patricia en una sesión de fotos en València por Archerphoto, fotógrafo profesional
sesión de fotos o sección de fotos, fotografía de Ellianne por Archerphoto, fotógrafo València
Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía Fotografía

Tipos de iluminación en fotografía

Aunque la iluminación es una cuestión visual que depende siempre del ojo del fotógrafo o director de fotografía, existen una serie de estándares que es conveniente conocer, especialmente cuando trabajamos en equipo. Saber cómo se llama cada cosa facilita mucho la tarea. En algunos casos que comentamos, se pueden solapar las categorías, pero en la parte final del post clasificaremos los tipos de iluminación en fotografía.

Lo más habitual es que un profesional combine los elementos de iluminación para componer la imagen a su manera. Muchas veces, cuando un fotógrafo le pide a una persona que se coloque en un sitio o en otro en una sesión de exteriores está valorando las decisiones sobre la luz.

Iluminación natural

Es el sistema más barato y, si es adecuado para el tono que queremos, es idóneo. Se trata simplemente de aprovechar la luz existente sin ninguna modificación. El sol es una fuente estupenda de luz, pero a veces puede resultar complicado conseguir los resultados deseados. La iluminación natural, en realidad, no es una definición clara en cuanto al resultado, sino en cuanto al proceso, a la manera de trabajar. Con iluminación natural en un día soleado podemos tener sombras muy definidas -si nos colocamos en el sol-, y en un día nublado, podemos tener una iluminación perfectamente uniforme. La luz que procede de la Luna y del fuego también es considerada como natural. La luz que reflejemos o tamicemos del sol o de los otros elementos también es considerada como natural.

Tipos de iluminación en fotografía: iluminación natural
Ejemplo de iluminación natural en la sesión de Eugenia.

Iluminación artificial

Cuando empleemos algún tipo de tecnología de iluminación en la que generemos luz (de manera eléctrica) estaremos empleando iluminación artificial. Básicamente hay cinco tipos de fuentes: bombillas de filamento de tungsteno (las de toda la vida), bombillas de vapor de sodio (prácticamente no se usan en fotografía porque la luz tiene una temperatura demasiado baja ), fluorescentes, leds y flashes. Al final de esta misma página hay una clasificación de los tipos de iluminación en fotografía según diferentes criterios.

Iluminación continua

Si la fuente de luz que empleamos es continua (leds, bombillas o fluorescentes) habitualmente tendremos menos potencia que cuando usamos flashes, que pueden proporcionar mayor intensidad. El proceso de trabajo con luz continua y con flashes puede tener diferencias importantes. La luz continua nos permite ver en todo momento el resultado de la luz sobre el sujeto u objeto. Eso representa una ventaja importante, y con muchas de las cámaras actuales, merece la pena aprovecharla porque en términos de productividad es fabulosa. Versátil y económica.

Iluminación con flash

Un destello de luz sincronizado con el obturador es la forma de trabajar cuando usamos flash. Es muy habitual contar con un solo flash, pero contar con más de una unidad permite realizar trabajos más complejos y elaborados. Los flashes, en sí, cuentan con un amplio rango de tecnologías auxiliares para la modificación de la luz que emiten.

Iluminación en clave alta

Si queremos que los tonos altos predominen, estaremos iluminando en clave alta. Esto no es un proceso en sí mismo, sino un resultado. Podemos iluminar en clave alta con iluminación natural o artificial, con contraluz, luz difusa, cenital, etc… Es solamente que los tonos muy claro predominarán.

Laura en clave alta, por Sergi Albir, fotografía profesional en València
Laura en clave alta, 2019.

Iluminación en clave baja

Cuando hemos decidido que necesitamos oscuridad, sea por el motivo que sea, estamos trabajando en clave baja. Igual que en el caso de la clave alta, estamos hablando de resultados y no de procesos o tratamientos.

Mariana, por Archerphoto,fotografo Valencia,fotógrafo profesional
Mariana, en un ejemplo de fotografía en clave baja.

Luz difusa

Reducir las sombras y los tonos altos a la vez es una técnica muy habitual para lograr buenos resultados, especialmente si estamos pensando en asuntos de belleza y similar, de manera que emplear material específico consigue los resultados. Si bien hay una parte del trabajo que puede hacerse de manera digital, si tenemos claro lo que queremos hacer emplearemos fuentes de luz difusa o emplearemos difusores para suavizar la luz si no disponemos de alternativas. Los leds y los fluorescentes, por ejemplo, dan una luz más suave que los flashes y los tungstenos.

Sesión de fotos Nadia Alba en Valencia, por Archerphoto, fotógrafo profesional
Nadia, con luz difusa.

Luz dura

Emplear luz dura proporciona un contraste mayor entre las zonas más claras y las oscuras. Es especialmente interesante para conseguir efectos dramáticos y también para marcar volúmenes. Se pueden emplear tungstenos o flashes, y también existen leds con lentes fresnel que pueden dar el resultado deseado. La misma luz del sol a mediodía es un buen ejemplo, con sombras muy diferenciadas.

Ceci una sesión de fotos en el estudio, Archerphoto, fotografos Valencia.
Ceci con una luz dura lateral.

Iluminación frontal

Cuando colocamos la luz frente al sujeto reducimos las sombras, pero dejamos una imagen plana. Si la fuente de luz es dura, las sombras tras el elemento principal serán duras. Si la fuente es difusa, las sombras también lo serán. En el ejemplo, para que se aprecie la sombra, la luz no es totalmente frontal.

Luz de relleno

Para iluminar las zonas que puedan quedar oscuras con nuestra iluminación principal podemos emplear una luz de relleno, que complementará el resultado, aportando más visibilidad. Esto se puede hacer con fuentes de luz o con luz rebotada.

Dejando aparte las fresas, la luz de relleno de la piña de la derecha nos aporta visibilidad a detalles que, sin ella, no veríamos.

Contraluz

Colocar la luz frente a la cámara y un objeto o sujeto (una cosa o una persona) que bloquee parcialmente esa luz nos dará un efecto especialmente interesante. Marca las siluetas y acentúa el contraste entre fondo y sujeto. Ofrece grandes posibilidades creativas, especialmente si disponemos de luz adicional o reflectores.

Tipos de iluminación en fotografía: contraluz, por Archerphoto, fotógrafo profesional.
Ejemplo de contraluz con una zapatilla.

Kicker

Un kicker es una fuente de luz que se emplea para separar al sujeto del fondo, marcando su perfil. A menudo se usa en el pelo. Se suele poner tras el sujeto, por encima -o debajo- de él y apuntando al pelo o a la parte trasera de la cabeza.

Una de las imágenes de la sesión de Vicctoria como ejemplo de uso de un kicker.

Luz lateral/Claroscuro

Colocar una luz a un lado es una iluminación lateral. Ahora bien, según se trate de una luz más o menos dura puede ser una manera de establecer un claroscuro evidente o un simple matiz.

Limones en el estudio, muestra de iluminación lateral.
Limones: vitamina C y claroscuro.

Luz cenital

Cuando colocamos la luz en el punto más alto, sobre el sujeto. Una luz en el techo sería un claro ejemplo de luz cenital.

Watto en una foto con luz cenital que probablemente reemplace pronto.

Luz nadir

Inversamente a la luz cenital, colocar la fuente de luz por debajo de la altura de la visión. En retrato suele generar un aspecto básicamente inquietante. Salvo para efectos de especial dramatismo se usa poco, ya que no es particularmente favorecedora ni resulta natural. También es cierto que la gente no emplea habitualmente este término y dice «pon la luz ahí abajo».

Irene en una imagen para el post tipos de iluminación en fotografía de Archerphoto, fotografos Valencia.
Irene en un experimento durante su sesión que ahora sirve para ilustrar un ejemplo de luz nadir.

Luz rebotada

En muchos casos, en vez de emplear una fuente secundaria de luz, emplearemos algún tipo de material reflectante. Los hay de muy diversos tipos, y pueden reflejar la luz de diferentes modos. Un ejemplo sería un espejo, pero también hay reflectores que son un simple poliéster blanco, y otros plegables cubiertos por diferentes superficies: dorada, plateada y blanca.

Patricia en una de las fotos del post tipos de iluminación en fotografía, por Archerphoto, fotógrafos València.
En este ejemplo, Patricia estaba en contraluz y empleamos un reflector para rebotar la luz y conseguir una exposición correcta.

Luz justificada

No se trata de un tipo de iluminación, sino de un concepto relacionado con la narrativa de la escena, que normalmente se aplica en cine. ¿La luz que aparece en la escena procede de alguna fuente que tenga sentido en la historia que contamos o es evidente que solo está colocada con la idea de mejorar la visibilidad o el resultado estético? En fotografía es muy habitual que se utilicen flashes y elementos creando una iluminación estrictamente injustificada, pero en cine y televisión cada vez se procura trabajar con iluminación más coherente con la historia que contamos.

Clasificación de los tipos de iluminación en fotografía

Una cuestión que puede ayudar a clarificar la cuestión es establecer los criterios de clasificación. Durante mis años en la universidad recuerdo que, casi con cualquier material, te martirizaban con estas cosas, pero en muchos casos sí puede ayudar a establecer una mejor comprensión de los tipos de iluminación en fotografía:

En atención al tipo de fuente de luz:

  • Iluminación dura
  • Iluminación difusa

En atención a la posición de la fuente de luz:

  • Iluminación frontal
  • Iluminación lateral
  • Iluminación cenital
  • Luz nadir
  • Contraluz

En atención al resultado:

  • Luz dura
  • Luz difusa
  • Clave alta
  • Clave baja

En atención a si empleamos o no tecnología:

  • Natural
  • Artificial

En atención al tipo de tecnología empleada:

  • Flash
  • Fluorescente
  • Leds
  • Tungsteno
  • Vapor de sodio

Aunque en un principio la cuestión no parece muy complicada, en términos reales, cuando tenemos que colocar las fuentes y buscar el resultado las cuestiones se complican bastante. Hay esquemas de iluminación disponibles en Internet, pero el ojo es la herramienta más importante, y conocer las herramientas y elementos disponibles nos facilitará la tarea si vamos a trabajar con más gente.

Espero que este post sobre tipos de iluminación en fotografía te haya resultado útil. Mi idea es ir mejorándolo con el tiempo. Si te gusta, puedes seguirme en Instagram como @archerphoto. Si quieres contratarme, puedes enviarme un mensaje (dime también desde dónde me escribes) a sergi@archerphoto.eu o al +34 644459753, ya sea de Whatsapp o Telegram. O hasta SMS.

Enlaces sobre fotografía básica en esta web

Tipos de lentes

Tipos de planos

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía

Fotografía: definición

¿Qué es la fotografía? ¿Qué es una fotografía? Evidentemente, no son lo mismo aunque tengan mucho que ver. La definición de fotografía, según la RAE en 2019, tiene cuatro acepciones.

La primera es el «procedimiento o técnica que permite obtener imágenes fijas de la realidad mediante la acción de la luz sobre una superficie sensible o sobre un sensor». El matiz no lo acabo de comprender, porque un sensor es una superficie sensible. Es más cosas, pero la parte esencial es una superficie sensible. La segunda acepción de fotografía es la que se refiere a «una» fotografía. Dice que es una «imagen obtenida por medio de la fotografía». No deja de sorprenderme el hecho de que incluyan una palabra dentro de su misma definición. Probablemente si hubiesen dicho que es una «imagen obtenida mediante técnicas fotográficas» hubiese sido igual de exacto.

La tercera acepción me intriga un poco: «Estudio de fotografía». Un estudio es un lugar, y nunca he visto escrita dicha acepción.

La cuarta acepción es «representación o descripción de gran exactitud». En este caso estamos aceptando como fotografía un concepto, aunque no sea una imagen captada de manera fotográfica.

Más definiciones de fotografía

Fotografía: definición, imagen de Archerphoto, fotógrafo en Valencia

Pero Wordreference, por ejemplo, tiene perspectivas parecidas. La primera dice que una fotografía es la «técnica de fijar y reproducir en un material sensible a la luz las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura». Y de segunda definición «imagen así obtenida», dejando la referencia a su primera definición omitida. Pero básicamente, hacen lo mismo que la RAE.

La tercera definición que trae Wordreference es equivalente a la cuarta de la RAE, pero probablemente mejor, mencionando que es una » representación o descripción exacta y precisa de algo o alguien».

Fotografía: definición, imagen de Archerphoto, fotografos Valencia

Wikipedia mantiene la definición en español que tenía la RAE en 2014 y que es mejor que la actual: «La fotografía (de foto- y -grafía) es el arte y la técnica de obtener imágenes duraderas debido a la acción de la luz». Y es una definición mejor porque no omite la parte artística que, por lo visto, no les parece ya relevantes a los vetustos miembros de la Real Academia Española. Los diccionarios Merriam-Webster, Freedictionary y Wikipedia, por mencionar algunos, mantienen el concepto de arte en la definición.

Fotografía: definición, imagen de Archerphoto, fotógrafo Valencia

Encuentro un tanto absurdo el desprecio que los académicos hacen a la fotografía como una de las artes actuales, cuando está totalmente reconocida en todos los ámbitos. Seguiré haciendo fotos con más o menos arte digan lo que digan.

Soy Sergi Albir. Hago fotos, vídeos y posicionamiento web. Si necesitas contratarme, sergi@archerphoto.eu es una buena manera, y un Whatsapp al +34 644459753 también. Si quieres ver más fotos, aquí tienes mis galerías.

Si lo que te apetece es ampliar información sobre esta materia, puedes echar un vistazo en esta misma web a

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía fotógrafo para empresas

Fotografía profesional y fotografía amateur

La diferencia básica entre la fotografía profesional y la amateur es en la mayoría de los casos su utilidad. Es muy sencillo que un aficionado pueda conseguir buenas fotos. De hecho, hay magníficas fotografías tomadas por gente que no se dedica profesionalmente a este campo. Ahora bien, una cosa es que puedan tomar buenas fotos y otra, muy diferente, que puedan entregar un trabajo en tiempo y forma para un cliente y que lo hagan con una regularidad propia de un oficio. Es ahí cuando la fotografía profesional marca la diferencia. 

África Laguna, post de fotografía profesional, por Archerphoto, fotógrafo en Valencia.
África, Hip Lover, en Puerto de Sagunto, Valencia.

Diferencias entre fotografía profesional y amateur

Pongamos un ejemplo: una fotógrafa amateur es perfectamente capaz de captar un paisaje fantástico en un viaje a Vietnam, que está muy de moda. Hay paisajes fastuosos. Llega allí, escoge los parámetros y toma una foto. O cien. Puede estar una hora o seis. Su marido quiere matarla. Sus hijos se quejan porque quieren ir a otro sitio. Pero en realidad, puede tomarse todo el tiempo que quiera. Puede estar seis horas más en casa para procesar esa foto y finalmente, tener prácticamente una obra de arte.

Retrato de Carmen. post sobre Fotografía profesional y fotografía amateur, Archerphoto fotógrafo en València.

Es posible que esa fotógrafa, en realidad, si le piden que cubra un evento empresarial un martes por la tarde y entregue las fotos por la noche no consiga un buen resultado. Puede que no tenga el equipo adecuado, o el software, o no esté habituada a la resolución a la que tiene que enviar el material. Esto es solo un ejemplo entre la fotografía profesional y la amateur: aunque sea capaz de producir un material impecable, no está habituada a los flujos de trabajo adecuados. Es posible que fuese al evento y se dedicase a captar detalles muy bonitos, pero que no sacaban al director general durante su discurso. O que no se adaptase a los cambios de luces del local.

Canary Wharf, Londres.

Fotografía profesional = flujos de trabajo profesionales

Una persona que se dedique a la fotografía profesional, esto es, un fotógrafo profesional, puede fallar, como cualquier otra persona, pero tendrá en cuenta siempre que está trabajando para un cliente y cuales son las necesidades. Entregará siempre con unos altos niveles de calidad. Esto funciona de manera parecida con cocineros o diseñadores. Nunca se trabaja igual para uno mismo que para un cliente, que siempre tiene exigencias diferentes. 

Un par de copas y bokeh. Fotografía profesional, Archerphoto.
Una foto en el Barri del Mercat, Valencia.

Por eso Instagram es muy a menudo un lugar fantástico para fotógrafos amateur que borran constantemente fotografías antiguas para dar la impresión de que todos sus trabajos son excelentes. No lo son, pero sí suelen ser buenos seleccionando qué enseñan y qué no. Hay ocasiones que un observador podría confirmar algún aficionado con un profesional.

En resumen: si necesita fotografía profesional, y esto es evidente, necesita un fotógrafo profesional. Contactar conmigo hoy mismo es sencillo. No hace falta esperar: un Whatsapp al +34 644459753 o un correo a sergi@archerphoto.eu . Estoy establecido en Valencia, pero trabajo también en Barcelona, Madrid, Brighton o Londres. Si necesita a alguien para ocuparse de la imagen de su empresa, no dude en contactar conmigo.

Si lo que quiere es ver más muestras de mi trabajo, en los apartados de galería hay conjuntos específicos de diferentes tipos de fotografía profesional.

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía Fotografía Fotografía personal

Tres visiones para la misma foto: experimentando con el proceso

Cuando te dedicas a hacer fotos te das cuenta de que una parte crucial del resultado final de la fotografía no se hace in situ. Nunca ha sido así. Hay algunos puristas que se enorgullecen de dejar las fotografías tal y como salen de la cámara. Es una opción que da menos trabajo, pero sinceramente, tanto en las fotografías realizadas sobre soporte químico como en las cámaras digitales, existe un proceso sobre el resultado final.

Como fotógrafo profesional es imprescindible escoger algún camino adecuado para conseguir obtener un resultado adecuado a la persona. ¿Existe un proceso inequívocamente perfecto? Probablemente no.

Tres visiones para la misma foto. Flor. Fotografo.
Tres visiones para la misma foto. Flor. Fotografo profesional.
Tres visiones para la misma foto. Flor. Fotografo Valencia.

Tres visiones para la misma foto

Volviendo a las fotos de las flores, el resultado es marcadamente diferente según el recorte, la temperatura de color, la saturación o la claridad. Contaremos unas historias u otras con la misma imagen dependiendo de nuestra intención, habilidad o estado de ánimo.  La fotografía base es la misma, pero el número de procesos es prácticamente ilimitado. No hablo de los filtros que vienen predeterminados en cualquier móvil, sino de las opciones que permiten programas como Lightroom, Aperture, Affinity o las mismas aplicaciones que vienen con la cámara. Aquí hay tres visiones para la misma foto, pero como he comentado antes, no hay límite.

Si además, aplicamos capas con texturas u otros materiales, el resultado final aún es más variable. Después de hacer muchas fotos en una sesión, uno ha de escoger, y con posterioridad, procesar.  Y en mi caso, muchas veces, proceso las fotografías meses o años después de realizar los originales. Eso hace que apenas borre nada de lo que hago, así que cada vez tengo más terabytes de fotos y vídeos. Algunas verán la luz y muchas otras, no.

Si necesitas que te haga fotos urgentemente, puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu . Aunque no sea urgente, también está la opción del Whatsapp, Signal o Telegram: +34 644459753.

Por cierto, esta foto la tomé en el Triángulo Umbral de Port de Sagunt, o Puerto de Sagunto, en Valencia. Si alguien quiere colaborar identificando la flor lo agradeceré.

Content Protection by DMCA.com
Categorías
Aprender fotografía Audiovisual Fotografía

Tipos de lentes en fotografía

De vez en cuando resulta positivo subir un post informativo sobre fotografía. Hay muchos aficionados y gente que, por su trabajo, está interesada en aprender. Y en muchos casos, los primeros pasos son importantes. Una de las cuestiones que más interés despierta es el tema de los objetivos. Saber diferenciar unos tipos de lentes en fotografía de otras es sencillo y suele ser útil cuando queremos invertir un poco más de dinero para mejorar nuestro equipo.

Sin entrar en detalles como explicar profusamente lo que es la distancia focal (puedes echar un vistazo en Wikipedia, pero seguramente no te ayudará demasiado para aclararte. https://es.wikipedia.org/wiki/Distancia_focal), hay una manera muy intuitiva de comprender cómo funciona: cuanto más baja es la distancia focal, más abierto es el plano, y más cosas nos caben en el objetivo. Cuanto más elevada es la distancia focal, más cerramos el plano y captamos el detalle. La distancia focal es el numerito con el que describen el objetivo: frases como «me he comprado un 50mm estupendo» tienen ahora sentido para ti.

A partir del concepto de distancia focal podremos distinguir, en primer lugar, los objetivos entre fijos (cuentan con una única distancia focal; los más habituales son 28, 35, 40, 50, 80, 135mm) y los zoom, que cubren un intervalo de distancias focales (los ubicuos 18-55, 18-200, 70-200, 70-300). Tradicionalmente se ha dicho que los objetivos fijos tienen mejor calidad, pero hoy en día esto sería una afirmación extremadamente discutible. Es cierto que, por citar ejemplos concretos de Canon, un 50mm 1,8 tendrá más calidad que el 18-55 I. Pero si escogemos un objetivo como el 70-200 f2,8 III de Canon, nos dará mejor calidad que el 50 1,8. Y es que el precio es importante: si tenemos que invertir 150€ es probable que obtengamos mucha más calidad en una óptica fija (el 50 1,8 antes mencionado), pero si disponemos de más dinero, es probable que las fronteras empiecen a disiparse. Es mejor mirar caso por caso.

Así, intentando resumirlo: si tenemos 150€ para invertir, tendremos un objetivo que dé mejores resultados ópticos si la focal es fija que si es un zoom. Si queremos la misma calidad en el zoom que en una óptica fija deberemos gastarnos cuatro o cinco veces más.

Los zoom son más complicados. En vez de estar optimizados para una sola distancia focal, han de estarlo para un rango, y a menudo llevan estabilizador. Este dispositivo contribuye a que nuestras fotos no salgan trepidadas (movidas) pero 1) no es infalible ni de lejos y 2) no es del todo barato.

Una vez hemos hecho la distinción entre fijo y zoom, según la distancia focal reciben una denominación.

Vamos a hacer ahora una pequeña observación que complicará un poco más el asunto de los tipos de lentes en fotografía: el tamaño del sensor.

Históricamente las cámaras capturaban la película en un negativo de 35mm, que medía exactamente 36 x 24mm. Como casi todas las cámaras usaban el mismo tipo de negativo, era muy sencillo que cualquiera entendiese qué tipo de lente era un 50 o un 135mm. Hoy en día hay diferentes sensores: los llamados full frame están en las cámaras más caras y tienen las dimensiones de los antiguos negativos. Los llamados DX tienen un factor de recorte de 1,5. Esto es, son un poco más pequeños, así que la misma lente con la misma distancia focal nos dará una fotografía distinta en una cámara con un sensor u otro. Mejor si ponemos un ejempo.

Archerphoto, tipos de lente en fotografía
A la izquierda vemos el resultado del 24mm en full frame, y a la izquierda el 24mm con un recorte de 1,5x.

Así, en una cámara con formato DX, para contar con el mismo encuadre que en la full frame, necesitaríamos un objetivo con una longitud focal 1,5 veces inferior. En la ilustración usamos un 24mm en full frame, necesitaríamos entonces un  16mm si el formato es DX. Hay otros tamaños de sensor, especialmente más pequeños, como en las cámaras compactas o en los móviles. Pero en muchos casos, cuando quieren hablar de la lente suelen hablar de lentes mencionando la equivalencia en un sensor full frame. Veamos cuales serían esas lentes y qué resultados producen.

Tipos de lentes en fotografía

Entre 8 y 15 mm suelen denominarse ojo de pez. Hay algunos casos puntuales que, aún teniendo estas distancias focales, las ópticas están corregidas y respetan las líneas rectas. En ese caso, aunque estén en este rango focal se llaman como las siguientes que comentaremos.

Tipos de lentes en fotografía - Archerphoto - Valencia - objetivo gran angular, fotografo profesional
Un 15mm ojo de pez puede deformar la perspectiva de manera interesante.

Gran angular. Entre 15 y 30mm aproximadamente tendremos un gran angular. Permite perspectivas amplias y son bastante frecuentes. Hay diferentes precios y dependen mucho de las deformaciones y aberraciones cromáticas que ofrezcan.

La Sagrada Familia, Barcelona. Tipos de lentes en fotografía, objetivo gran angular, fotografo profesional, Sergi Albir
La Sagrada Familia en Barcelona. Realizada a una distancia focal de 17mm con un 17-40mm de Canon.

Estándar. De 35 a 60mm es lo que se puede considerar parecido a la visión humana, que teóricamente estaría ubicada en un 50mm. Esa es una convención. En realidad, también se comenta que sería más parecida a un 35mm en el que corrigiésemos la distorsión. Las lentes entre estas longitudes focales son de visión estándar.

Tipos de lentes en fotografía. Objetivos. Archerphoto, Sergi Albir,fotografo,fotógrafo.

Teleobjetivo. A partir de 70mm se suele considerar que una lente es un teleobjetivo. Espléndidos para los detalles, muy buenos para los retratos y con muy poca distorsión, suelen ser más largos y aparentes. «Acercan» las cosas, pero contrariamente a la creencia popular, eso no significa que sean mejores. En 2020, en España, la gente ha descubierto, por culpa de algunas fotos relativas a las primeras salidas de los niños a la calle tras el confinamiento por el COVID-19, el 26 de abril de 2020, que pueden usarse para hacer que la gente parezca que está «más cerca entre ellos». En realidad, la cuestión es que como puedes contar con un mayor espacio enfocado hay una impresión de que mucha gente está en un plano parecido. Pero nuestro ojo lo hace exactamente igual.

Tipos de lentes en fotografía.
Jéssica con un 135mm.

Fijo/Zoom

Aquí hay que hacer una diferencia, porque existen dos tipos de lentes: las que tienen una longitud focal fija (un 24mm o un 50mm, por citar un par de ejemplos), y las que abarcan intervalos (un 70-200 cubrirá de manera continua todas las distancias focales entre 70mm y 200mm). A menudo son más cómodos para trabajar y antes se decía que los zooms daban menos calidad y eran menos luminosos que los objetivos fijos. El aspecto de la luminosidad es cierto. Sin embargo hoy en día existen zooms que dan una calidad indistinguible, en términos prácticos, de la que dan las ópticas fijas. Eso sí, son más pesados y más caros.

Macro

Las lentes macro se emplean para fotografía de aproximación. Si queremos captar algo desde muy cerca. Están diseñados para enfocar correctamente a una distancia muy pequeña, para conseguir ampliaciones generalmente del mismo tamaño del objeto fotografiado. En cualquier caso, existen métodos sencillos de que cualquier objetivo pueda enfocar -manualmente- a objetos muy próximos: fuelles, anillos de aproximación e inversores de lentes.

objetivos y lentes archerphoto
Los huesos de fruta son buenos para hacer experimentos con el macro.

Soy Sergi Albir. Hago fotos, vídeo y textos y SEO y cosas así. Si quieres que haga fotos para ti puedes contactar mediante un correo a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753. Estoy en Valencia, España, pero trabajo donde sea.

Si te han interesado los tipos de lentes en fotografía, tal vez quieras leer sobre los tipos de planos: https://www.archerphoto.eu/tipos-de-planos-en-fotografia/

También es posible que te interese saber un poco más sobre tipos de iluminación en fotografía.

Content Protection by DMCA.com