Categorías
Autoestima Danza Fotografía

Danza para la autoestima: D’Fly Strip

Tiempo de lectura: 7 minutos

Una sesión de fotos que he llamado Danza para la autoestima: D’Fly Strip me pedía también, en realidad, explicar lo que hacen Dariia Lola y Dariga Musina, dos bailarinas que imparten clases de danza para reforzar la autoimagen y el autoconcepto.

Danza para la autoestima: D'Fly Strip. Sesión de fotos con dos bailarinas, Dariia y Dariga en el estudio de Archerphoto en València.
Dariga (sentada) y Dariia (de pie) de D’Fly Strip

«Pensar fuera de la caja» es una costumbre que resulta muy positiva para proponer soluciones alternativas. En realidad, yo descubrí que ellas trabajaban el tema de la autoestima justo antes de la sesión y eso me interesó especialmente para escribir este texto, pero las imágenes ya tenían la expresividad necesaria, de manera que, no estábamos pensando tanto en autoestima como en sensualidad cuando captamos las imágenes.

Danza para la autoestima: D'Fly Strip. Sesión de fotos con dos bailarinas, Dariia en el estudio de Archerphoto en València.

Pero una vez nos dimos cuenta de que estábamos muy interesados en ese aspecto, tuvimos una conversación sobre lo que hacen y sobre el efecto que tiene en sus alumnas. En realidad, desde el principio, la idea es reforzar la autoestima. D’Fly no es un nombre corto y pegadizo solamente: son las siglas de Dance For Loving Yourself. «Bailar para quererse a una misma». Muy gráfico y muy ilustrativo.

Danza para la autoestima: D'Fly Strip. Sesión de fotos con dos bailarinas, Dariga en el estudio de Archerphoto en València.

Dariia es ucraniana, de Zaporizhzhia, y, al igual que Dariga, tiene una formación clásica como base. «Empecé de muy pequeña, con bailes nacionales, bailes clásicos… Bailo desde los cuatro o cinco años. Nos mudamos a Kiev después, y seguí bailando, y después en Polonia, en Wrocław, unos 10 años. Allí empecé también con pole dance, que me gustó muchísimo y tomo esa dirección, y descubro cómo funciona mi cuerpo en ese aspecto, utilizamos tacones, la ropa más sensual… Cuando me mudo a España estaba también en esa línea, de pole dance y acrobacia, y posiciones estáticas, pero echaba de menos más el baile. Cuando conocí a Dariga le comenté que quería bailar en esta línea». «Fue en 2020», apunta Dariga «después de la pandemia cuando decidimos que íbamos a hacer algo juntas».

La formación clásica es lo que te permite hacer todo lo demás. Es una base que después vas utilizando para otras cosas. «, explica Dariia. «No puedes crear algo nuevo si no sabes la base» comenta Dariga. «Como en cada profesión». Dariga nació en San Petersburgo, en Rusia. «Mi historia es casi la misma. Yo bailaba desde pequeña, en cuanto escucho música tengo que moverme. Es un tipo de vida. No puedo no bailar. Empecé con una formación clásica, y también he tenido otras actividades como modelo de pasarela y también estuve siete años como cheerleader en un equipo, el Titans Club de San Petersburgo. Hace unos tres años y medio vine a València, la danza ya había cambiado en mi vida de ser un hobby a mi actividad profesional, conocí a Dariia y conectamos inmediatamente porque teníamos las mismas ideas».

Las técnicas que emplean vienen de la danza clásica, la bachata, y muchos otros estilos, y es la mezcla la que consigue los resultados deseados.

«Cuando las chicas vienen a nuestras clases lo primero que notan es una atmósfera muy amistosa, muy cercana. Se sienten cómodas», comenta Dariia. Dariga amplia la explicación sobre sus clases de danza para la autoestima: «Trabajamos en movimientos femeninos y con el espejo para adaptar a cada una los movimientos, no es una disciplina cerrada. Es un proceso de aprender cómo es tu cuerpo, qué te gusta más. No es como si tuvieses una profesora encima de ti exigiéndote. Es un ambiente muy agradable, no es nada autoritario».

Danza para la autoestima: D'Fly Strip. Sesión de fotos con dos bailarinas, Dariia y Dariga en el estudio de Archerphoto en València.

En sus clases trabajan mucho el lenguaje gestual, pero hay algunas aplicaciones que pueden parecer inesperadas. «Funciona bien para situaciones de estrés, porque al estar habituado a poder relajar tus músculos, y puedes controlar tu cuerpo, no te bloqueas con tanta facilidad», explica Dariia. «En situaciones extremas tienes un mejor control de tu cuerpo cuando tienes mucha experiencia», aclara Dariga. En cuestiones como subir a un escenario, si ya te has habituado a conocer las reacciones de tu cuerpo y qué debes hacer, puedes responder mejor y sentirte más cómoda.

Bailando fuera de las clases

«Me gusta mucho cuando salimos» cuenta Dariia «y alguna chica nos ve bailar y nos dice que le gusta mucho. Que a ella le gustaría, pero no puede. Y entonces Dariga le pregunta si ella puede bailar sola, en su habitación. La mujer responde que sí, y le explicamos que si puede sentir la música y bailar como le gusta, en 2022 es perfectamente aceptable. Todo vale, hay múltiples direcciones en el baile y lo importante es cómo lo sientas, y no lo que piense o diga la gente de alrededor. Y si puedes hacerlo con los ojos cerrados, puedes hacerlo en cualquier sitio».

«Hay veces que las chicas no consiguen hacer las coreografías de la manera convencional. Pero eso para nosotras no es un problema, siempre y cuando esta persona esté disfrutando y pasándolo bien. Es nuestro mensaje», precisa Dariia. «Al principio hay gente», añade Dariga «como en todo aprendizaje, en el que uno está un poco desorientado y parece todo imposible, pero se aprende y hay resultados. En cualquier caso, nosotras, para no generar presión, no tenemos eventos finales, como un baile de fin de curso o algo así, sino que vamos trabajando con vídeo todas las semanas para que el ambiente sea más relajado. Después de cada semana grabamos un vídeo personal, de cada chica sola, sin presión, sin comparaciones, y pueden ver su evolución, pero con libertad, con tranquilidad y sin estar ante el público».

Resultados de la danza para la autoestima

Otra cosa que sucede es que se percibe fácilmente la evolución de cómo mejora su autoestima. «Los primeros días con pantalones anchos, la camisa amplia, no quieren grabar el vídeo», detalla Dariia. Pero la cosa cambia. «Tres, cuatro clases y hay pantalones cortos, ropa ajustada… En la última clase, todas con tacones, maquilladas…».

En general todo el mundo puede asistir a sus clases porque la cuestión de adaptar el método no está vinculada solo al tipo de cuerpo, sino también al estado físico. Lo importante es que ellas quieran empezar, y hay diferentes tipos de movimientos más o menos disponibles hasta que el estado físico sea el idóneo.

Una de las aportaciones que estas clases de danza para la autoestima pueden realizar, cuenta Dariga, «son estos momentos para dedicar a una misma, incluso cuando tienes muchos problemas, mucho estrés… Esto es un momento de desconexión con el exterior y de cuidado de una misma. Si no tienes algunos momentos para ti de vez en cuando, tu vida está perdida. Solo después de que tengas este momento para ti, puedes tener la sensualidad, la sexualidad… Esto viene después». «De hecho», matiza Dariia «nuestros bailes son sensuales pero son más sugerentes que algo demasiado explícito». A menudo la percepción de la gente tiene mucho que ver con su propia imaginación y esto no es algo que, en realidad, no preocupa a Dariia y Dariga: «Es su problema».

Espero que este artículo sobre danza para la autoestima con Dariia y Dariga de la escuela D’Fly Strip haya despertado tu interés. Soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional y si necesitas contactar conmigo, puedes enviarme un Whatsapp, Telegram o Signal al +34 644459753 o un correo a sergi@archerphoto.eu. Y mi Instagram es @Archerphoto. Ah, y tengo muchas más fotos de danza.

Content Protection by DMCA.com
Resumen
Nombre del artículo
Danza para la autoestima: D'Fly Strip
Descripción
Danza para la autoestima: D'Fly Strip. Sesión de fotos con dos bailarinas, Dariia y Dariga en el estudio de Archerphoto en València.
Autor
Publisher Name
Archerphoto
Publisher Logo