Tiendas online: la ventaja competitiva sostenible

cuarzos por Archerphoto, fotógrafo profesional

El concepto de ventaja competitiva sostenible

Preparar todo un negocio y que después no sirva para nada porque nuestra competencia nos copia rápidamente y, además, dispone de más dinero que nosotros, es el riesgo estándar que hace fracasar a los negocios poco pensados. Así, ¿qué nos diferenciará de cualquier otro? ¿Tenemos algo especial o es una cuestión casi idéntica a los demás? Asumamos que la copia es una de las cosas que va a pasar antes, o después. Incluso es posible que nosotros mismos no hayamos inventado el concepto de negocio que queremos inventar. Eso sí, podemos aportar un factor que nos diferencie de la competencia: personalización, producto exclusivo, tecnología, experiencia de compra o servicio al cliente, pero, seamos honestos, seguramente el coste no va a ser una ventaja sostenible. ¿Podemos producir más barato que una fábrica en China que cuenta con cientos de trabajadores a un precio irrisorio y compra las materias primas por containers completos? Es posible que sí, pero entonces seguramente ya tenemos una estructura empresarial que es perfectamente capaz de dar mejores consejos que yo.

ventaja competitiva sostenible

La ventaja competitiva sostenible es especialmente importante en las tiendas online. Una tienda local probablemente pueda sobrevivir con ventajas menos importantes durante algún tiempo, pero en Internet la competencia será salvaje y, para vender productos demasiado estandarizados, será complicado si no somos mejores. Pensemos en Amazon: durante mucho tiempo no vendieron productos propios, sino solamente productos ajenos, pero crearon un sistema de tienda online tan bueno que todo el mundo quería comprar allí. Por otra parte, pensemos en las miles de tiendas de cigarrillos electrónicos que aparecieron y desaparecieron de un día para otro porque, por una parte no contaban con una diferenciación clara de cualquier otra tienda y por otra, escogieron una ventaja estrictamente volátil: si escoges vender un producto para el que no hay legislación establecida te arriesgas a que en cuanto se establezca, te borren del mapa.

¿Tiendas físicas, tiendas online, o ambas?

Crear un negocio tiene muchas complicaciones. Abrir a la vez una tienda física y una online es, en realidad, como abrir dos negocios simultáneamente, con sus ventajas e inconvenientes. Si planificamos las dos cosas a la vez podemos conseguir ventajas importantes: imaginemos un sistema de stocks que nos permita ofertar y contabilizar, a la vez, en nuestra tienda física y en su versión online. Probablemente podamos tener beneficios interesantes al contar con una rotación de producto más alta, pero poner el sistema a funcionar será más caro que simplemente poner las cosas en la estantería.


tiendas online y tiendas convencionales

 

Si vamos a lanzar un negocio con dos puertas, una física y otra virtual, aún es más imprescindible la elaboración de un plan de empresa. O plan de negocio. Podemos llamarlo de cualquier manera, pero es necesario disponer de un mapa que nos guíe en los gastos e ingresos que vamos a tener, y como se organizan. Los yaques suelen ser el camino inevitable a problemas. Un yaque, que no es un término técnico, es “ya que voy a cambiar un grifo, voy a cambiar también el inodoro y voy a poner una ducha”. Estos aparentemente pequeños suplementos pueden constituir un problema serio de planificación. Si vamos a montar una tienda, y es una buena idea preparar un sistema para vender online, debe estar bien pensado. Si no, solamente será un gasto sin sentido. Ikea, por ejemplo, no dispone de una tienda online de todos sus productos porque se reconoce, de momento, incapaz de hacer funcionar el sistema logístico a la perfección, y un mal servicio decepcionaría a muchos clientes. Hacer que todo vaya bien le requerirá enormes inversiones en las que no está seguro de querer embarcarse.

Tercera parte de los contenidos sobre tiendas online. Si te perdiste los anteriores, aquí están los enlaces.

Parte 1: http://www.archerphoto.eu/tiendas-online-i/

Parte 2: http://www.archerphoto.eu/tiendas-online-trabajar-gente-profesional/

La Conserva, por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia
La Conserva

Por cierto, si quieres ver algunas fotos de interiores porque estás más interesado en una tienda real, puedes echar un vistazo aquí:

http://www.archerphoto.eu/fotografia-de-interiores/

 

Tiendas Online: trabajar con gente profesional

Segunda parte de los contenidos sobre tiendas online. Si te perdiste el primero, aquí está el enlace: http://www.archerphoto.eu/tiendas-online-i/.

Uno de los obstáculos con los que se encuentra alguien que no sabe prácticamente nada de negocios en Internet y tiendas online es que resulta fácil de engañar. Pronto encontrará alguien que le prometa salir el primero en Google, que es esencial para su negocio. Es posible que pueda, y es posible que no. Y es posible que, aún pudiendo hacerlo, no sea a un coste adecuado. Después de todo, si el coste de que visiten nuestra página es muy alto, nuestra rentabilidad global será menor.

Tiendas Online: trabajar con gente profesional

Así, habitualmente los profesionales que necesitará como mínimo (aunque hay empresas que los agrupan todos) son, teniendo en cuenta que ya tengamos una idea clara del negocio y seamos capaces de expresarnos con soltura.

  • Diseñador web
  • Especialista en posicionamiento
  • Creadores de contenidos web (fotógrafos, redactores, videógrafos)
  • Especialista en seguridad informática

Tiendas Online: trabajar con gente profesional

Es importante que estos profesionales sean de su confianza: en la mayoría de los casos el cliente no sabe las horas que necesitará para conseguir que el trabajo esté bien realizado y tendrá una tendencia a reducir costes. Por el contrario, la mayoría de los profesionales tienen intención de hacer proyectos más grandes y ambiciosos de lo que el cliente suele necesitar. Aunque la balanza suele inclinarse hacia el cliente, reducir demasiado la inversión inicial es un error que puede arruinar todo el negocio.

Tiendas Online: trabajar con gente profesional

Es muy frecuente que un empresario decida prescindir de la mayoría de estos profesionales. Cada una de estas carencias tiene determinados problemas que tienen sus consecuencias: la cosa va desde que los clientes no tengan ningún interés por nuestra tienda a que no nos encuentren, a que las compras no lleguen hasta nuestro bolsillo o a que nuestra competencia sea capaz de copiarnos perfectamente.

IMG_8268 corrected_small

De esta manera, la gente que ha de colaborar con nosotros es importante que sea técnicamente competente, además de ser creativa y efectiva. Por supuesto en muchos casos no serán la gente más barata del mercado. Pero probablemente merecerá la pena.

Me llamo Sergi Albir, soy fotógrafo profesional. Si necesitas contactar conmigo, sergi@archerphoto.eu y 644459753 (con Whatsapp y Telegram) son las maneras más rápidas de hacerlo.

Consejos para conseguir buenos resultados en tiendas online (I)

Hoy en día mucha gente se plantea tener una tienda online. Parece un negocio interesante, con menos gastos que una tienda convencional, pero tiene algunos detalles que mucha gente debería conocer. Voy a detallar algunos de ellos en varios posts. ¿Qué sabe Sergi Albir sobre empresas, tiendas online y tiendas físicas? Algunas cosas: he colaborado con varias tiendas online, he tenido tiendas físicas y estudié Ciencias Empresariales. Además de eso, llevo en Internet desde 1996, así que tengo una perspectiva aceptable que puede ayudarte a tomar algunas decisiones.

Consejos sobre tiendas online

Esto no es un manual sobre cómo hacer una tienda online, sino algunas ideas sobre las tiendas que pueden ayudar a cualquiera que se esté planteando tener una.

¿Es más barato abrir tiendas online que tiendas convencionales?

Es parcialmente cierto: en general el coste mínimo de abrir una tienda en Internet resulta más económico que abrir un establecimiento en la calle, pero eso no debería engañarnos. Hay matices muy importantes y diferencias entre una y otra. La siguiente tabla puede ayudar a ver las diferencias.

Tienda físicaTienda online
Horario limitadoPermanentemente abierta (salvo fallos del servidor)
Interacción directa con el clienteInteracción a través de una interfaz programada
Altos costes materiales: alquiler, mobiliario, suministrosAltos costes inmateriales: posicionamiento, elaboración de contenidos, marketing
Tecnológicamente asequible para casi todo el mundoTecnológicamente muy selectiva: es casi seguro que necesitaremos ayuda
Ubicación crucial para las ventasUbicación con muy poca importancia para las ventas

Resumiendo, la principal diferencia de coste entre una tienda física y una online reside en el establecimiento de un local abierto al público. A priori, el coste mínimo es menor en una tienda online, pero no es una diferencia real: imaginemos abrir una tienda física con el mínimo coste. Tendríamos un local vacío con una caja de madera como mesa y una bombilla colgada del techo. Esto no atraería a demasiados clientes. Cuando creamos una tienda online con el coste mínimo, aunque alguna gente no se dé cuenta, la impresión que transmitimos es la misma o incluso peor, porque en la tienda física suele haber una persona que siempre pone alguna excusa u ofrece alguna simpatía.

Tiendas convencionales y tiendas online

Así, al crear tiendas online, un error habitual es invertir mucho menos de lo debido: cada detalle cuenta. Es imprescindible contar con buenas fotos, un proveedor de servicios muy rápido y fiable, una programación sólida y un sistema de pagos extremadamente fiable, siempre que se pueda, avalado por una compañía importante o un banco muy conocido.

Sin estos elementos básicos nuestra idea tiene todo el viento en contra. En repetidas ocasiones el emprendedor que quiere crear la tienda ha basado sus ideas en que el coste será mucho más bajo si vende online, y ese aspecto puede ser cierto o no serlo. Cuando creamos una tienda online podremos vender nuestro producto o servicio a clientes con una capacidad adquisitiva enorme que jamás pasarían por una pequeña tienda que creásemos en un pueblo pequeño, pero no debemos olvidar que estos clientes compran en muchas tiendas online que sí tienen un aspecto, una seguridad y una experiencia de compra realmente buenos. El mensaje de todo esto sería: si no tienes intención de invertir lo necesario, no montes una tienda (online o física) porque solo estarás perdiendo dinero.

Así, el problema al que se enfrenta cualquier empresario con una idea de una tienda online es que, habitualmente, se va a enfrentar a un entorno que no conoce. Hablar de posicionamiento web, tiempos de respuesta del servidor, pasarelas de pago y gestores de contenido puede sonar a chino, así que probablemente vaya a necesitar una persona que le guíe en el maravilloso mundo de las tiendas online.

En realidad una tienda online resulta más económica que una tienda convencional si estamos dispuestos a tener algo similar a la parada de un mercadillo de los jueves, pero si necesitamos un servicio competitivo vamos a tener que aprender e invertir.

Segunda parte: TIENDAS ONLINE II. Trabajar con gente profesional