Categorías
Aprender fotografía

Reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM

Tiempo de lectura: 7 minutos

Los fotógrafos somos proclives a comprar cacharros. Y a veces compramos zooms. No es mi vicio principal, pero he tenido varios objetivos de focales largas y desde el Tamron 200-400 no tenía nada así. Aquí va una reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM que espero que os resulte útil.

reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM

En primer lugar, entre todas las letras que veis en este objetivo no veréis una L. No se trata de un objetivo de los mejores de Canon en cuanto la cuestión de calidad se refiere.

En primer lugar, vamos a por el nombre, y veremos qué podemos saber de esta lente. Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM.

Canon RF: hablamos de la marca y de la montura. Se podrá emplear en las cámaras mirrorless de montura R. No se podrá usar en las reflex ni en las mirrorless de serie M.

100-400: Distancia focal. Cubre desde un teleobjetivo de retrato a un teleobjetivo de 400mm, que es una distancia focal que se usa a menudo para deportes, aves, etc.

F5.6-8: Apertura. Cuanto más baja es esta cifra, mayor apertura hay. Suena contraintuitivo pero es así. Más alto el número, menor apertura. Esto significa cuánta luz entra al objetivo. Los teleobjetivos tienen aperturas menores que las lentes estándar, por ejemplo.

IS: Estabilizador de imagen. Esta lente cuenta con esa característica.

USM: Motor ultrasónico. Es el motor que suele usar Canon en sus mejores lentes. El motor tiene la mayor responsabilidad en la velocidad del autofoco, que es crucial en estos objetivos.

Entonces tenemos que esta lente no está incluida en el Olimpo de las lentes de Canon, a pesar de tener un rendimiento, como comentaremos después, extremadamente bueno. ¿Por qué? Porque está concebida para ofrecer muy buen rendimiento pero a mejor precio. ¿En qué se diferencia básicamente de sus hermanas mayores? Apertura y sellado. También podríamos hablar que el tratamiento de las lentes puede que sea diferente, aunque en este caso incorporamos la cobertura Canon SSC (Super Spectra Coating) para reducir aberraciones cromaticas.

La alternativa a esta lente que es francamente excelente es el Canon RF 100-500 F4.5-7.1 L IS USM. Pero claro, pasamos de los 635 gramos de peso del 100-400 a los 1530 del 100-500 que, además, cuesta unos 2800 euros frente a los 800 del 100-400. También hay un Sigma 100-400 F5-6.3 y un Tamron 100-400 F4.5-6.3, ambos con estabilizador pero con montura EF. Son buenas lentes, con precios similares o un poco superiores (en torno a 900-1000 €) pero no están optimizadas para la serie R y pueden sufrir algún problema de compatibilidad. Además, en cuanto a velocidad de enfoque no puedo aportar nada.

Ahora que hemos echado un vistazo rápido a algunas alternativas, volvamos al rendimiento de lo que sí hemos podido probar, y es este Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM, donde podemos decir que -en general- tiene una definición excelente, una distorsión muy baja y que el autofoco es prácticamente instantáneo.

Es cierto también que la definición en las esquinas es ligeramente más baja que en el centro. Si utilizamos algún software de edición fotográfica con corrección de objetivos podremos paliar estos problemas que son, de todos modos, menores. Lo mismo sucede con el viñeteado: las esquinas se oscurecen ligeramente en las aperturas mayores, pero en general con todas las distancias focales este efecto desaparece parcialmente al cerrar la apertura un paso y casi totalmente al cerrarla dos pasos.

Una planta en el lago artificial de El Saler, València, reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM

En la foto superior, ISO 2000, 281mm de distancia focal, F8, velocidad 1/8000.

En realidad aunque a menudo en las reseñas se buscan los datos técnicos, es la sensación general lo que importa: al final del día, los números se pueden encontrar en muchos lugares, pero las impresiones generales son las que buscamos cuando queremos decidir si es una adquisición interesante o no. Así he concebido yo, al menos, esta reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM.

Desde mi punto de vista, es un objetivo francamente interesante: el estabilizador funciona realmente bien: en combinación con la Canon EOS R6 se supone que llega a los 5.5 pasos. Si pensamos en que además la serie R ya tiene un buen comportamiento con ISOs por debajo de 6400 podemos darnos cuenta de que es realmente útil. Es sencillo disparar a 1/100 y tener resultados excelentes en el extremo de los 400mm de distancia focal siempre y cuando el sujeto u objeto que estamos fotografiando tenga un movimiento razonablemente lento.

Una muestra: en la foto sobre este texto, ISO 250, 400mm de distancia focal, F8, y velocidad de 1/80. Se puede observar bokeh y foco selectivo, pero se percibe perfectamente cómo estabilizador evita toda la trepidación.

Así, podemos disparar por la noche con un 400mm sin trípode (en entornos urbanos, con algo de luz de la calle). Es una buena manera de ilustrar los resultados. Con todo, y aunque normalmente el enfoque es escandalosamente rápido, en condiciones de baja luz su resultado se vuelve un poco más errático.

En este una foto nocturna de una bici a 214mm, ISO 3200, F7.1 y, atención, 1/4 de segundo de exposición. Por supuesto, disparada a pulso.

Aquí podemos ver una foto y un detalle de la misma, para observar un poco mejor la definición: ISO 2000, 400mm de distancia focal, f8, 1/250.

Aparte de otras virtudes se trata de un objetivo ligero y cómodo en general. Un objetivo que viene, como habitualmente, sin parasol pero existen opciones disponibles. El modelo oficial es Canon ET-74B Lens Hood pero sinceramente, hay alternativas de otras marcas a mejor precio por un mero trozo de plástico.

El objetivo se extiende cuando usamos el zoom. Y eso, tamaño incluido hace que pueda aparecer algo aparatoso, pero el factor más relevante, ya lo hemos comentado, es el peso.

Una flor en el post de reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM

ISO 1000, 400mm, F8, 1/2500. En este caso es muy evidente que podría haber disparado con menos ISO y velocidad, pero había que disparar antes de que el viento se llevase la flor. En cualquier caso, la idea es mostrar que este objetivo, a pesar de tener una apertura máxima relativamente baja puede mostrar un buen bokeh si lo necesitamos.

Por si queríais ver un vídeo con algunas muestras, aquí.

Aunque esta reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM no es la más técnica del mundo, sí espero que te resulte útil. Si lo que necesitas no es saber más de este objetivo y has llegado aquí por casualidad, y lo que buscabas era un fotógrafo en València, soy Sergi Albir, y puedes contactar conmigo para contratarme en sergi@archerphoto.eu o mediante un mensaje de Whatsapp, Signal o Telegram en el +34 6444 5 9753.

Mi instagram es @Archerphoto.

Content Protection by DMCA.com

Una respuesta a «Reseña del Canon RF 100-400 F5.6-8 IS USM»

Los comentarios están cerrados.