Maguncia, algo de info y fotos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Si te cuento que Maguncia es la cuna de Gutenberg o que está hermanada con València es posible que te llame la atención. Pero, a pesar de ser el lugar de dónde salieron las primeras imprentas de tipos móviles, invento que revolucionaría la cultura en Europa, el lugar no atrae muchos turistas. De hecho, es una ciudad alemana muy tranquila, de tamaño mediano, llena de farmacias y gimnasios cercana a Frankfurt, mucho más cosmopolita.

Maguncia (Mainz en alemán, y así es como es conocida en la mayor parte del mundo) es la capital de Renania-Palatinado y, está evidentemente, a orillas del Rin. Como alguna gente no acaba de fijarse en estos detalles, Renania es, Rheinland, literalmente, «la tierra del Rin». Al otro lado del río está Wiesbaden, una ciudad bastante interesante a la que dedicaré otro post un poco más adelante. Por cierto, la tarjeta turística que venden sirve para ambas ciudades e incluye museos y transporte público. Se llama Mainzcardplus y es muy recomendable.

La ciudad tiene un tamaño espléndido para vivir en ella y fantástico para hacer turismo. En torno a 213.000 habitantes con un buen sistema de transporte público. Esto, claro, en Alemania no es ninguna sorpresa. Como tampoco lo es que, en general, su vida nocturna sea bastante poco notable. Lo más probable es que el ambiente de las calles a partir de las 19:00 empiece a parecerte entre sombrío y desierto. En octubre se estaba bien (la media de temperaturas máximas ese mes está en torno a 14º) pero en diciembre y enero el frío es algo serio. Así que están más bien acostumbrados a meterse en casa y no quedarse haciendo vida social según se va yendo la luz.

Fuente del Carnaval.

El momento de más diversión en Maguncia parece ser el Carnaval (Mainzer Fassenacht), que se celebra desde el 11 de noviembre hasta el Miércoles de Ceniza, que es una de esas fechas católicas que resultan complicadas de calcular. Por lo que sé yo, puede ser del 4 de febrero al 10 de marzo. A decir verdad, como no anduve por allí en esas fechas, no puedo decir mucho sobre sus tradiciones, pero si fuesen muy intensas probablemente no podrían durar entre tres y cuatro meses.

Escudo de Maguncia, Mainz.

El escudo de la ciudad son las del Arzobispado de Maguncia: dos ruedas blancas con 6 radios sobre fondo rojo. Yo reconozco que cuando vi banderas tan grandes con rojo y blanco me sobresalté un poco. O bastante. Yo vi las banderas en el mercado y pregunté por allí el significado. Estaba en pleno centro, en el mercado, que colocan junto a la catedral, y que se queda entre la estatua de Gutenberg y su museo. El mercado me tenía nervioso, la verdad. Estaba esperando que de repente saliese Belle a cantar «Ahí viene el panadero como siempre…». Todo demasiado perfecto y ordenado. Pero muy bonito.

Gutenberg y Maguncia, hay homenajes por toda la ciudad. Foto de Sergi Albir, fotografo.

Del Museo de Gutenberg, a pesar de ser interesantísimo, no hay fotos. No lo permiten. De hecho, las medidas de seguridad de las biblias son de película, con cristal antibalas y limitación del número de personas en la sala incluidas.

Catedral de Maguncia y calaveras

Catedral de St.Martin, Maguncia.

En la Catedral de San Martín sí pude hacer fotos. Es un imponente edificio con 1000 años de antigüedad y origen románico, pero con añadidos de diferentes estilos posteriores. Fue comenzada en la época del Arzobispo Willigis, cuando la ciudad estaba floreciendo económicamente. Sin entrar en análisis históricos, sí llama la atención al turista la querencia por la figura del cráneo como motivo decorativo que tienen, así que os pongo un par de ejemplos.

Dejando aparte San Martín, a mí me pareció particularmente interesante Christuskirche, un templo protestante de arquitectura historicista (o romántica, que viene a ser lo mismo) realmente espectacular. Una muestra de la arquitectura del luteranismo.

Christuskirche, Maguncia, por Archerphoto, fotografo profesional

Maguncia sufrió 33 bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial y eso causó desastres en todo su casco urbano. St. Cristoph se mantiene en el estado en el que quedó tras la guerra como un recordatorio al conflicto. Parece ser la iglesia en la que Gutenberg fue bautizado, si bien no hay confirmación suficiente de este extremo.

Maguncia es, en definitiva, un lugar interesante para visitar. En general, aunque apenas haya pasado de puntillas por el tema, tuvo como motivo principal a Gutenberg (y en menor medida a Fuss), pero también hubo visita a Frankfurt y Wiesbaden, así que colgaré enlaces más adelante.

San Bonifacio en Maguncia, fotografía de Archerphoto.
St.Boniface, al que se le atribuye la invención del árbol de Navidad, también tiene estatua en Maguncia.

Si te ha gustado este post sobre Maguncia es posible que te interese este sobre Brighton, o este sobre Lisboa. Soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional y si necesitas fotos, vídeo o necesitas contratarme para cualquier cosa, puedes comentármelo con un mensaje a sergi@archerphoto.eu o al +34 644459753.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 16 = 17