▷ Fotógrafo profesional Valencia

Autoconcepto y fotografía

Tiempo de lectura: 5 minutos

Poder ayudar a la gente a conciliar su imagen personal y su aspecto en las fotografías es algo que, en el esta época en la que todos llevamos una cámara encima, es conveniente para un mayor bienestar. En general, relacionar las ideas de autoconcepto y fotografía ayuda a mantener un equilibrio que después se reflejará en la autoestima.

El autoconcepto es el término empleado en psicología para describir la imagen que una persona tiene de sí misma, a la percepción que tiene sobre sus características, habilidades, valores, etc. 1 . Es importante oponer esto a la autoestima: mientras el autoconcepto tiene una aspiración a la objetividad, la autoestima está en la órbita de la valoración emocional. Así, una tiene una fuerte relación con la otra, porque nuestra propia valoración afectará a cómo nos vemos y viceversa, pero se forman de manera diferente y tienen otros matices.

El autoconcepto de Carl Rogers

Carl Rogers considera que el autoconcepto es un concepto que cambia a lo largo del tiempo y se apoya sobre la autoimagen (componente cognitivo), la autoestima (componente emocional) y el componente comportamental (que incluye nuestra motivación y el autoideal, nuestras aspiraciones).

Con esta división de Rogers, podemos comprender cómo, por ejemplo, el uso constante de los selfies podría ser un factor crucial para ayudarnos a mejorar nuestra autoimagen -o a hacerla más exacta, más parecida a la realidad- y tendrá una influencia sobre nuestra autoestima. Pero si hay un conflicto entre la autoimagen y nuestras aspiraciones entramos en una situación en la que caben diferentes reacciones: desde la superación personal a la frustración más absoluta con angustia y ansiedad, hay un abanico de posibilidades que no necesariamente tienen una solución positiva.

Jennifer Clarke en una imagen del post "Autoconcepto y fotografía".
Jennifer Clarke

Autoconcepto y fotografía: el papel del fotógrafo

Pero es cierto que una sesión de fotos en la que un fotógrafo consiga un buen resultado puede marcar la diferencia en estos aspectos. ¿Por qué? Hagamos una pequeña lista:

  1. Aún no siendo un resultado objetivo, sí suele ser más objetivo que el selfie. Esto, en sí, es un paso adelante para conseguir una autoimagen más adecuada. Evidentemente, habrá una intención en el retrato, que puede ser más creativa, más comercial o de cualquier otro tipo, pero aporta una perspectiva adicional -que no tiene porque ser mejor- y la riqueza de perspectivas mejora las posibilidades de crear una autoimagen mejor.
  2. Si el resultado es satisfactorio, la autoestima mejorará. Haber sido parte esencial de un proyecto así aportará, habitualmente, una inyección a la valoración emocional. Esto, en sí, no es algo que nos aproxime a un autoconcepto más objetivo, pero sí puede ayudarnos a mejorar nuestras sensaciones.
  3. En los casos de una autoestima baja hay muchas ocasiones que mostrar el punto de visto de un profesional sacando el mejor resultado hace que se acorte – a veces un poco y a veces muchísimo- la distancia entre la realidad y nuestro autoideal. Esto sí contribuye a una mayor congruencia, y esto puede resultar prácticamente una revelación de cómo sentirse mejor.

Mi experiencia personal

Como fotógrafo, he realizado muchas sesiones a personas con diferentes perfiles. Y también he hecho fotos a gente que, sin estar en una sesión, también se han visto mucho mejor de lo que esperaban.

Durante las sesiones, sí he visto, y después he comprobado como algunas personas ganaban muchísima confianza. Tanto hombres como mujeres se sorprendían frecuentemente del resultado obtenido durante la sesión. Uno puede ver en tiempo real cómo su relación con la cámara cambia. Estos clientes están totalmente agradecidos y han mejorado mucho -al menos en ese momento- su autoimagen, su autoestima y su autoconcepto. Incluso a veces su autoideal varía cuando ven que su potencial puede ser mucho mejor de lo que imaginaban.

Ainoha Martínez en València
Ainoha Martínez

Cuidado con el retoque

Por supuesto, esto puede ser un arma de doble filo si alguien decide retocar la forma corporal o los rasgos de la modelo. Es totalmente imprescindible que el fotógrafo sea responsable y consiga la mejor imagen respetando la realidad. Eso no quiere decir que no pueda, por ejemplo, eliminar un grano, disimular una ojera o eliminar una mancha de la ropa. Pero siempre se debe respetar el físico de la modelo para preservar su imagen personal. De lo contrario, estamos sembrando un camino a una autoimagen equivocada y hasta abriendo la puerta a la dismorfia corporal (una enfermedad mental en el que no se puede dejar de pensar en uno o más defectos percibidos o defectos en la apariencia, un defecto que parece menor o que no puede ser visto por los demás).

Es imposible prevenir que la modelo modifique, ella misma, su cuerpo o su rostro en su propio teléfono móvil u ordenador, lo que puede acabar haciéndole el mismo daño. Sin embargo será menos proclive a hacerlo cuanto mejor sea el trabajo entregado.

En esta misma web hemos tratado en varias ocasiones la relación entre fotografía y autoestima, pero nunca la vinculación entre autoconcepto y fotografía. Espero que te haya gustado el post y si necesitas una sesión de fotos, puedes enviarme un correo a sergi@archerphoto.eu . O un Whatsapp o Telegram al +34 644459753. Si quieres seguirme en Instagram, @Archerphoto y @Archerphoto2 son los dos perfiles que suelo emplear.

Más posts sobre autoestima.

  1. Psicopedia (16 de septiembre de 2022). «¿Qué es el autoconcepto y cómo se forma?»Psicopedia – Psicología, Psicoterapias y Autoayuda. Consultado el 27 de agosto de 2023.

Autor

Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *